Imágenes del registro de la Guardia Civil en Sabadell - Radio Sabadell

Los nueve detenidos de los CDR tenían fotos y mapas del cuartel de Canovelles

Los radicales planeaban ataques contra objetivos concretos: tenían termita y componentes de Goma 2 para responder al fallo del «procés»

La Fiscalía justifica su detención en lo «avanzado de sus preparativos» y los «daños irreparables» que podrían haber causado

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Los nueve miembros del ala más radical de los CDR detenidos tenían en su poder fotos y mapas del cuartel de la Guardia Civil de Canovelles (Barcelona), lo que hace pensar a los investigadores que este iba a ser uno de sus próximos objetivos. Así lo aseguran a ABC fuentes de la investigación, que consideran que los arrestados estaban preparados para actuar coincidiendo con el segundo aniversario del referéndum del 1-O y la sentencia del «procés», prevista para la primera quincena de octubre.

En los registros practicados desde las cinco de la mañana en una decena de domicilios y locales de Cataluña la Guardia Civil ha interceptado material para confeccionar explosivo Goma 2 y de plástico y termita ya mezclada, según ha podido saber ABC de fuentes de la investigación. La termita es un artefacto incendiario fruto de la mezcla de polvo de óxido de hierro y polvo aluminio que es altamente exotérmico y capaz de fundir estructuras de acero.

Las mismas fuentes aseguran que los arrestados, que tenían «una estructura organizada» y capacidad suficiente para movilizar a miles de personas, tenían ya objetivos fijados para atentar con motivo del segundo aniversario del 1-O y como respuesta a la sentencia del Tribunal Supremo. La operación, coordinada por el juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón, se ha realizado en Barcelona, Sabadell, Santa Perpètua, Mollet del Vallès y Cerdanyola del Vallès.

Cuartel de la Guardia Civil de Canovelles
Cuartel de la Guardia Civil de Canovelles - ABC

En una nota de prensa, la Fiscalía de la Audiencia Nacional explica que se ha procedido a la detención de los nueve radicales en este momento «dado el avanzado estado de los preparativos» y los «daños irreparables» a los que podrían conducir las acciones previstas.

La investigación, que comenzó hace más de un año, está bajo secreto de sumario y no se descartan nuevas detenciones en los próximos días. A los arrestados se les imputan indiciariamente los delitos de rebelión, terrorismo, tenencia de explosivos. Siete de ellos, los que tienen un mayor grado de implicación, serán trasladados en las próximas horas a las dependencias de la Comandancia de Madrid, en Tres Cantos. Los otros dos han declarado en la Comandancia de Travessera de Gracia, en Barcelona, y han quedado en libertad.

Intervenciones telefónicas

Fuentes de la investigación señalaron que las intervenciones telefónicas han resultado claves en la investigación, ya que gracias a ella se supo que podían estar fabricando explosivo. Se trata de individuos que pertenecen a los CDR pero que actuaban también por su cuenta y habían creado un grupo paralelo con objetivos terroristas. Todos tienen entre 25 y 55 años.

«Omnium y ANC, y no digamos ya los partidos políticos, han comenzado a perder el control de estos individuos, que ya no responden a sus consignas, son que actúan por su cuenta», explican las fuentes consultadas.