López del Pozo posa en su entrevista con ABC
López del Pozo posa en su entrevista con ABC - JOSÉ RAMÓN LADRA
ENTREVISTA A FERNANDO LÓPEZ DEL POZO

«La nueva misión en Afganistán sería para adiestrar a operaciones especiales»

«Si el Gobierno lo decidiera sería posible desplegar al Ejército frente a la amenaza de Daesh en las calles como lo hace Francia»

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El teniente general Fernando José López del Pozo es el nuevo CMOPS, acrónimo militar que responde al cargo de comandante del Mando de Operaciones. Lidera a un grupo de 160 militares que, dependientes a su vez del jefe de Estado Mayor de la Defensa, se dedican a planear y seguir la evolución diaria de las 17 misiones internacionales y los 2.422 soldados españoles desplegados ahora en zonas tan variopintas como Irak, Malí, Letonia, Colombia o aguas del Índico, entre otras. Esta cifra suele elevarse hasta los 3.000 efectivos, dependiendo del periodo del año.

¿Cuál es la situación en Irak tras la derrota de Daesh en Mosul? En ese país 481 militares españoles adiestran al Ejército iraquí en la base «Gran Capitán» de Besmayah y en Taji...

Se tomó Mosul, pero aún quedan zonas ocupadas y se va a ir a por ellas, una tras otra
López del Pozo

En Irak el plan de campaña sigue. Se tomó Mosul pero aún quedan zonas que están ocupadas por Daesh y se va a ir a por ellas una tras otra. Los militares españoles adiestran al Ejército iraquí (tanto fuerzas regulares como de operaciones especiales) y a la Policía con efectivos de la Guardia Civil como adiestradores. Hemos adiestrado unidades iraquíes que participaron en la batalla de Mosul y han tenido un papel importante en la toma de Mosul. Lo hicieron bien.

¿Los militares españoles sólo participaron en misiones de adiestramiento?

El adiestramiento tiene ahora mismo un concepto amplio. Se adiestra en un nivel más básico a soldados con subfusil para hacer tiro, por ejemplo. Luego también se adiestra a escuadras o pelotones y, en un nivel más amplio, se adiestra el planeamiento de operaciones. En esa última fase el equipo adiestrador acompaña a la unidad adiestrada para ir puliendo defectos que se puedan ir viendo en ese evento. Ahí entramos en esa frontera entre el adiestramiento y la operación de la unidad. Nos mantenemos siempre en retaguardia, no entramos en combate. Pero sí lo suficientemente cerca como para poder corregir los defectos.

¿Y en Mosul el Ejército español participó en esa retaguardia?

En Mosul no hubo personal nuestro cerca a pesar de que una de las brigadas iraquíes era de las adiestradas por nosotros. No se dieron los condicionantes necesarios para poder acompañarles: seguridad y capacidad de evacuación de nuestros efectivos en un tiempo determinado, así como apoyos que puedan acudir. Mosul estaba muy lejos.

¿Es Daesh la principal amenaza que sufre España hoy?

Si por Daesh entendemos todo el terrorismo yihadista radical islámico, sí, sin duda. Otros grupos como Boko Haram tienen presencia en África, que está más cerca. El Sahel nos importa tanto o más que la estabilidad iraquí o afgana.

¿Sería posible ver a los militares españoles en las calles de Francia para hacer frente a esta amenaza?

Sería posible ver a militares dar apoyo a infraestructuras críticas como el AVE para hacer frente a la amenaza del Daesh

Sí, sería posible. Si ahora mismo no ha ocurrido es porque las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado están cumpliendo de forma excelente con su cometido y no están necesitando refuerzos. Pero podría ocurrir como de hecho ya ha ocurrido en varias ocasiones para dar apoyo a infraestructuras críticas como el AVE o eventos como los Juegos Olímpicos de Barcelona o mundiales. Se desplegó de forma natural. Desde luego estamos preparados para hacerlo. Hay planes y tenemos la capacidad. Si el Gobierno lo decidiera no habría problemas.

Afganistán es otro de los escenarios de los que se vuelve a hablar. Ahora sólo 18 militares españoles participan allí en una misión de asesoramiento a las fuerzas afganas. Sin embargo, EE.UU. quiere que los países aliados de la OTAN se comprometan más. ¿Con qué tipo de refuerzo podría contribuir España?

El incremento se ha pedido, es una decisión que se encuentra a nivel político y el Gobierno lo está valorando porque realmente hay que verlo despacio. Si hubiera una decisión favorable, no sería de todos modos un incremento enorme. No volveríamos a la situación de hace cuatro años [con unos 1.500 soldados sobre el terreno]. Sería de operaciones especiales con una huella más pequeña y dedicada al adiestramiento y formación de cuadros. La tendencia es,cada vez más, adiestrar a los adiestradores. En esa línea iríamos. ¿Dónde? Mientras más cerca de Kabul, más fácil. Estamos estudiando tres posibles localizaciones. Hablamos de un incremento de pequeñas cantidades. Aún no podemos adelantar el número de efectivos pues no hay decisión tomada.

López del Pozo posa para ABC
López del Pozo posa para ABC - JOSÉ RAMÓN LADRA

Francia también quiere un mayor apoyo español en el Sahel, con el posible envío de helicópteros españoles a Malí. ¿Podría enviar España esa fuerza extra?

En el Sahel estamos en operaciones de la UE (Malí y República Centroafricana) y en apoyo a Francia con dos aviones desde Libreville (Gabón) y Dakar (Senegal) que ya realizan el 35 por ciento del transporte que Francia necesita para sus operaciones militares. Permanentemente hay peticiones de aumento de colaboración. Y pretendemos afrontarlas de una manera lo más global posible. Es decir, en el global de las operaciones con esa cifra en torno a los 3.000 efectivos que desplegamos en el exterior, es poco probable que haya mucha variación… ajustes de una misión con otra sí que podría haber. ¿Mayor implicación en el Sahel? Se sale obviamente de mi competencia pero sí le puedo decir que la orientación es mantener el global de 3.000 efectivos desplegados, más o menos, con pequeños detalles en una u otra misión.