López Negrete en una declaración ante los medios el pasado viernes - EFE

López Negrete apela a su «decencia profesional» para seguir como abogada en el caso Nóos

Las nuevas declaraciones de la letrada se producen un día después del ingreso en prisión del secretario general del sindicato, Miguel Bernad

Palma de MallorcaActualizado:

La abogada Virginia López Negrete, que ejerce la acusación popular en el juicio del caso Nóos en representación de Manos Limpias, ha afirmado este martes que seguirá como letrada en esta causa a pesar del ingreso en prisión del secretario general de dicho sindicato, Miguel Bernad. «Mi decencia profesional y mi profesionalidad hacen que esté hoy aquí», ha afirmado en declaraciones a los medios antes del inicio de la sesión de esta mañana. «Yo lo que tengo que hacer ahora mismo es seguir con el encargo y el mandato que tengo de mi cliente», ha proseguido.

«No se pueden imaginar la cantidad de correos electrónicos que están llegando a mi despacho diciendo que, por favor, independientemente de todas estas cosas, yo no renuncie a este procedimiento», ha añadido. « Una cosa son los hechos que se están juzgando en la Audiencia Nacional y otra cosa muy diferente lo que estamos juzgando aquí», ha afirmado. En relación a las acusaciones que ahora pesan sobre los dos máximos dirigentes de Manos Limpias y Ausbanc, ha señalado que «si hay que hacer responsables a las personas, caiga sobre ellas todo el peso de la ley».

«Los hechos me parecen horribles, yo estoy espeluznada con este asunto», ha indicado. Asimismo, ha explicado que a lo largo de su carrera profesional jamás había pasado por algo parecido. «Necesito tener una valoración completa por mi parte de todos estos hechos, para tomar las decisiones correctas y oportunas», ha recalcado, para añadir: «Yo no me quiero ni me puedo precipitar en una causa tan importante como ésta».

La letrada ha explicado que su hipotética renuncia en el juicio del caso Nóos «afectaría a este procedimiento judicial», ya que habría que nombrar un nuevo letrado y darle un mínimo de dos o tres meses de tiempo para que «se instruyera de una causa tan compleja». A nivel personal, López Negrete ha reconocido que «no es un buen momento».

El pasado viernes, la letrada ya había manifestado su intención de mantener «hasta el final» la acusación contra Doña Cristina, porque considera que es su obligación «personal» y «profesional». Asimismo, había indicado que «nunca» ha pedido dinero a nadie ni por acusar ni por retirar una acusación. «Tengo la conciencia tranquila y las manos muy limpias», apostilló la pasada semana.

Inicialmente, la abogada había dejado entrever que abandonaría el caso si se confirmase que el sindicato pidió dinero para retirar la acusación contra la Infanta. «No tengan la menor duda de que si en un determinado momento se probasen determinados delitos en relación con este caso, yo tomaría mis medidas, por supuesto que sí», afirmó en un primer momento.