Íñigo Errejón y Pablo Iglesias, en el Cognreso EFE
CRISIS INTERNA

Podemos, de las lecciones de democracia interna al poder absoluto del líder

El partido morado se encuentra inmerso en la crisis más grave de las que ha vivido hasta la fecha

MADRIDActualizado:

Poco más de dos años después de su alumbramiento como elemento político, Podemos se encuentra inmerso en la crisis más grave de las que ha vivido hasta la fecha.

Tras los éxitos electorales cosechados desde las elecciones europeas de 2014, con el borrón del pinchazo en las elecciones catalanas, Podemos contempla como su estructura se tambalea. «Una de las tareas pendientes tiene que ver con la cuestión organizativa», señalaba ayer un miembro de la dirección cercano a Pablo Iglesias.

A Iñigo Errejón se le atribuye el papel de principal estratega, el hombre encargado de poner en marcha el viaje hacia la centralidad en un ejercicio de pragmatismo que Iglesias asumió en una concepción posibilista de la política ante el ciclo electoral que se avecinaba. Una estrategia que pasaba también por construir una estructura más jerárquica y vertical, dejando de lado los círculos asamblearios que se encuentran en el origen de la formación.

Aquellas lecciones de democracia interna han sido sustituidas por un líder casi con poder absoluto. Iglesias, que ahora busca revitalizar el carácter original del partido, ha hecho gala estos días de ese poder del que se dotó a la figura del secretario general en la Asamblea fundacional.

Después de diez dimisiones en ela dirección del partido del Madrid -todos ellos afines a Íñigo Errejón-, fue la fulminante destitución de Sergio Pascual como secretario de Organización la dmoestración de la capacidad absoluta que Iglesias tiene para confeccionar la dirección del partido.

Fue una decisión personal no fue debatida previamente en ningún órgano del partido. «Las decisiones de gestión de equipos las toma el secretario general», señalaba otro miembro del núcleo duro que también fue informado de la decisión una vez tomada.