Juan Cotino, en una imagen de archivo
Juan Cotino, en una imagen de archivo - ROBER SOLSONA

El juez abre juicio contra Cotino y otras 22 personas por la visita del Papa a Valencia

El exdirector general de la Policía se enfrenta por esta pieza de Gürtel a una petición fiscal de 11 años de cárcel

MadridActualizado:

El juez del caso Gürtel, José de la Mata, ha abierto juicio oral contra el expresidente de Les Corts Valencianes y exdirector general de la Policía, Juan Cotino, y otras 22 personas por contratar a empresas de la trama para los actos de la visita del papa a Valencia en 2006.

Cotino se enfrenta por esta pieza de Gürtel a una petición fiscal de 11 años de cárcel, aunque el exdirector de Radiotelevisión Valenciana (RTVV) Pedro García Gimeno es para quien la Fiscalía Anticorrupción reclama la mayor pena, de 40 años de cárcel.

También se juzgará a varios altos cargos de la televisión pública valenciana, así como el cabecilla de la Gürtel, Francisco Correa; su número dos, Pablo Crespo; Álvaro Pérez, «el Bigotes», y el considerado blanqueador del grupo, José Ramón Blanco Balín.

En el auto de apertura de este juicio, el juez fija para los acusados fianzas que superan los 200 millones de euros para asegurar las responsabilidades pecuniarias que puedan declararse en sentencia.

En el caso de Cotino, le impone una fianza civil de 4,3 millones, que eleva a 15 millones para Correa, Crespo y «el Bigotes», y a 10 millones para Blanco Balín. García Gimeno tendrá que pagar 11,4 millones.

Contratación de pantallas y megafonía

El juicio gira en torno a la contratación de las pantallas y megafonía con motivo de la visita del Papa y en él se tratan delitos de asociación ilícita, prevaricación, malversación, fraude, falsedad, contra la Hacienda Pública, blanqueo de capitales y cohecho.

Según explica la Fiscalía en su escrito de acusación, Cotino, «pese a no ostentar cargo alguno en la Fundación de la Comunidad Valenciana V Encuentro Mundial de la Familia ni formar parte de sus competencias como conseller, impulsaba activamente y gestionaba "de facto" la contratación» de las pantallas y la megafonía.

«El mecanismo ideado y utilizado por los acusados para que RTVV, fuera de su labor informativa y de retransmisión del evento, asumiera formalmente este gasto», que supuso «un ilícito desembolso de 7.493.600 euros» y permitió «el enriquecimiento» de los miembros de llamado grupo Correa, fue un convenio entre la televisión valenciana y la Fundación V Encuentro Mundial de la Familia.

Cotino, «el Bigotes», Crespo, Correa y García Gimeno «acordaron y planificaron de común acuerdo» atribuir a RTVV el coste de ese contrato de suministro de pantallas de vídeo, megafonía y sonido para «apoderarse directamente de los fondos públicos» de la televisión valenciana a los que su entonces director «tenía más fácil acceso», explica el escrito.

De este modo, afirma el fiscal, García Gimeno logró «sustraer fondos públicos» de la RTVV por un total de 3,3 millones de euros, que se repartió con Correa, Crespo, «el Bigotes» y Blanco Balín.

«Voluntaria y consciente actuación»

El servicio fue adjudicado sin mediar publicidad a la empresa Teconsa, una sociedad instrumental del grupo Correa, «con el fin de ocultar a los verdaderos beneficiarios».

Esta adjudicación irregular «fue posible gracias a la voluntaria y consciente actuación» de empleados de RTVV a los que también acusa la Fiscalía: Ricardo Calatayud, Luis Sabater Balaguer, Antonio de la Viuda, Juan Prefaci, Encarnación Pérez, José Llorca, Vicente Sanz y Salvador Benjamín Íñiguez.

Una vez se ha dictado la apertura del juicio, los acusados disponen de diez días para formular sus escritos de defensa.