Jordi Sánchez, líder de la ANC
Jordi Sánchez, líder de la ANC - EFE

Instituciones Penitenciarias permite al líder de la ANC comunicarse con el exterior

Jordi Sánchez fue expendientado por camuflar cartas entre sus enseres personales y saltarse así el reglamento común

MadridActualizado:

Instituciones Penitenciarias expedientó al líder de la Asamblea Nacional de Cataluña (ANC), Jordi Sánchez, por camuflar cartas entre sus enseres personales, saltándose el reglamento común para todos los internos de la madrileña cárcel de Soto del Real.

Los funcionarios de este centro descubrieron que «había vulnerado el conducto reglamentario para la salida de su correspondencia», y por eso sancionaron al líder de la ANC con una falta disciplinaria. Sánchez podrá hacer las alegaciones que considere ante la Comisión Disciplinaria.

Las comunicaciones de Sánchez con el exterior de la prisión no están intervenidas y también puede enviar a sus familiares paquetes con su ropa para que sea lavada fuera de las instalaciones de Soto del Real. Es en estos paquetes donde ha sido interceptada parte de la correspondencia.

Sánchez ocupa buena parte de su tiempo en prisión leyendo y redactando cartas que luego difunden medios de comunicación y replican sus partidarios. El pasado 23 de noviembre, por ejemplo, el diario «Ara» publicó una queja suya por el frío que pasaba en prisión.

Las celdas tiene unos 11 metros cuadrados, con baño y ducha, y con conexión para una televisión. Está permitida la visita de familiares, y amigos. También de la pareja, con quien se tiene derecho a mantener un encuentro íntimo al mes de no más de tres horas pero tampoco menos de una.

Igualmente, está permitido efectuar varias llamadas telefónicas a la semana a familiares y amigos. Las llamadas telefónicas no están prohibidas, pero sí restringidas en su duración y en el número máximo al mes.