Hackers afines al «procés» siguen atacando organismos públicos igual que el 1-0

El CCN-CERT espera terminar este año con la resolución de hasta 38.000 ciberincidentes, un 0,1% de ellos críticos

MadridActualizado:

«Grupos de hackers vinculados al procés, de ideología independentista» y bajo bandera de Anonymous son responsables de los ciberataques que llevan registrándose durante todo 2018 a modo de «réplicas» de los 75 que se detectaron el 1-O contra webs de organismos públicos, entre ellas la del Tribunal Constitucional, del Senado, de los ministerios de Hacienda y Defensa o de «casi todos los partidos políticos». «Son los mismos actores sobre los mismos objetivos, no hay otros adicionales», señaló ayer el jefe de ciberseguridad del Centro Criptológico Nacional (CCN-CERT) adscrito al CNI, Javier Candau, que junto al subdirector general de este organismo, Luis Jiménez, indicó que esas repeticiones se han concentrado en «5 ó 6 campañas de 7 a 10 días de duración a lo largo del año». Certificaron, no obstante, que no hay preocupación sobre estas acciones, que en su mayoría son intentos de denegación de servicio (DDos) sobre webs de carácter «informativo» que los hackers perpetran en busca de «eco mediático».

«Esos ataques llevan produciéndose todo el año, hay semanas en las que los intentos de denegación de servicio son muy intensos, unos se paran de forma fácil y otro no, desaparecen y aparecen..», describió Jiménez, que negó que con motivo del próximo juicio a los líderes del procès o a raíz de la aparición de fuerzas políticas como Vox estén detectando movimientos novedosos en el ciberespacio. «No hay ningún indicio que diga que debemos esperar más ataques o ataques más sofisticados», aseguró. Dada la dificultad de atribuir la autoría, sólo añadieron que parte del tráfico tiene origen en España y parte no.

Alerta y respuesta

Los responsables del CCN-CERT comparecieron ayer en Madrid para presentar la XII edición de las jornadas del Centro que se celebrarán en diciembre, y que este año llevarán por título «Ciberseguridad, hacia una respuesta y disuasión efectivas». Se esperan 2.000 asistentes y habrá 78 ponentes, dos de los cuales abordarán en sendas intervenciones contenidos relacionados con las «fake news» y la desinformación, materias frente a las que el Centro Criptológico siempre ha guardado distancia.

Su misión tiene que ver con la vigilancia y la reacción ante ciberamenazas, una labor para cuyo refuerzo el anterior gobierno anunció en diciembre pasado la creación de un Centro de Operaciones de Seguridad del las Administraciones del Estado que iba a estar listo este año, y que como reconocieron los dos expertos del CCN-CERT, aún está por ver.

Se dijo que tendría un coste inicial de 16 millones de euros, que durante los meses de mandato de Pedro Sánchez parece que tampoco se han dotado, de modo que el proyecto está en espera. Si está en funcionamiento «una derivada», según indicó Javier Candau, que afecta a la Administración de Justicia y cuenta con 25 personas, y en cuya puesta en marcha consideran que influyó la brecha de seguridad que se detectó en Lexnet –la plataforma de intercambio entre los órganos judiciales y los operadores jurídicos– en abril pasado.