Mariano Rajoy, el lunes en Badajoz
Mariano Rajoy, el lunes en Badajoz - EFE

El gesto humano de Rajoy con un joven con síndrome de Down en Badajoz

Era vecino de habitación del hermano del presidente en el hospital madrileño en que ambos estuvieron internados, y el lunes cambió su agenda para ir a saludarlo

MADRIDActualizado:

El presidente en funciones, Mariano Rajoy, hizo ayer todo tipo de cambios en su agenda para poder cumplir con una promesa: visitar y saludar a un amigo en Talavera la Real. El amigo es un joven, Chema, con síndrome de Down, con el que Rajoy hizo amistad hace dos años, cuando convalecía de un transplante de riñón y era vecino de habitación de uno de los hermanos del presidente.

Desde entonces se mantiene esta amistad, que el presidente quiso testimoniar acudiendo a visitar a Chema, aunque eso le obligó a alterar su agenda de precampaña en Badajoz. La historia la cuenta con todo lujo de detalles Víctor Piriz Maya en la edición de este martes del periódico Nueva Extremadura.

Chema se operó con cierta urgencia de un riñón, que le cedió generosamente uno de sus hermanos. El postoperatorio le tuvo ingresado durante meses en un hospital madrileño, donde tenía como vecino de habitación a Luis Rajoy, hermano del presidente y entonces luchando por superar una enfermedad que finalmente le venció. Entonces se hicieron amigos, y el presidente quiso agradecerle con una visita y firmándole una foto la amistad que entonces se inició.