Una imagen de archivo de Manuel García Castellón
Una imagen de archivo de Manuel García Castellón -  Joel Robine

García Castellón se reincorpora este lunes a la Audiencia Nacional como instructor de Púnica y Lezo

El juez regresa dieciséis años después a su plaza de magistrado titular del juzgado número seis, ocupada hasta ahora por Eloy Velasco, ascendido a la recientemente operativa Sala de Apelaciones del tribunal

MadridActualizado:

Manuel García Castellón se reincorpora este lunes a su plaza de magistrado titular del Juzgado Central de Instrucción número seis de la Audiencia Nacional, hasta ahora ocupada de forma transitoria por Eloy Velasco -antiguo instructor de las polémicas causas de corrupción Púnica y Lezo-, después de que la Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) acordara su reingreso tras el ascenso de Velasco a la recientemente operativa Sala de Apelaciones del tribunal, que se encargará de revisar las sentencias dictadas en primera instancia por la Audiencia Nacional.

Pese a la promoción de Velasco el pasado mayo, el órgano de gobierno de los jueces le encomendó continuar haciéndose cargo del juzgado hasta la llegada de Castellón, que tenía de plazo para hacerlo hasta el próximo 5 de julio.

Castellón vuelve así a los pasillos de la Audiencia Nacional dieciséis años después de su traslado a Francia primero y a Italia después como juez de enlace para la cooperación antiterrorista. El veterano magistrado tendrá que ocuparse de las actuaciones en sede de investigación que su antecesor deja pendientes, si bien fuentes de EP han señalado que el magistrado considera «urgente» e «imprescindible» que el CGPJ le otorgue un juez de refuerzo para sacar adelante el trabajo que se acumula en el juzgado, lo que solicitará formalmente la próxima semana cuando tome posesión de su cargo.

De orientación conservadora, García Castellón (64 años) es un magistrado de amplia trayectoria profesional acostumbrado a sumarios de suma complejidad y atención mediática, como el del caso Banesto, por el que ordenó el procesamiento de Mario Conde, o el del Atlético de Madrid, en el que investigó las irregularidades de Jesús Gil al frente del equipo de fútbol. Además, cuenta con una dilatada experiencia en la lucha contra el terrorismo, pues no solo investigó el asesinato por ETA de Miguel Ángel Blanco; desde el año 2000 también se ocupa de la cooperación internacional antiterrorista como juez de enlace con Francia e Italia. País este último en el que estaba destinado desde 2012 y que ha tenido que abandonar para regresar a su plaza