Diputados chavistas piden que se demande a la Corona por los muertos en la Conquista
EFE Chávez saluda a una mujer en su visita de ayer a un barrio deprimido de Caracas

Diputados chavistas piden que se demande a la Corona por los muertos en la Conquista

LUIS AYLLÓN | MADRID
Actualizado:

La reacción en contra del auto del juez Eloy Velasco en el que denuncia posibles connivencias del Gobierno de Venezuela con la conexión ETA-FARC llegó ayer a la Asamblea Nacional de Venezuela. La Cámara, dominada por el partido de Hugo Chávez, fue escenario de encendidos discursos contra el juez y contra España, entre los que destacó el de Carlos Escarrá, quien pidio que Venezuela se planteee la posibilidad de «demandar a la Corona española por los cien millones de muertos que ocasionó la Conquista, porque son crímenes de lesa humanidad que no prescriben». dijo.

El oficialista Escarrá fue uno de los parlamentarios que pidió un endurecimiento del texto preparado en la Asamblea, en el que se hace un «pronunciamiento» de rechazo al caso abierto por el juez de la Audiiencia Nacional. El texto fue aprobado, pero no publicado, ya que, según fuentes parlamentarias, está siendo revisado con la intención de endurecer su redacción final.

«Infame y calumnioso»

Carlos Escarrá calificó el trabajo de Velasco de «infame y calumnioso», mientras otro diputado oficialista, Luis Tascón, solicitó que la respuesta a España fuera «no sólo de papel», en alusión a una posible revisión de los negocios con Repsol y de los contratos de Navantia para construir ocho buques de la Armada.

Varios diputados progubernamentales más se pronuciaron en la misma línea y tacharon de «traidor» al opositor Juan José Molina quien pidió que el gobierno acepte los planteamientos del juez.

Horas antes, en Barcelona, el ministro español de Asuntos Exteriores, en su línea de no molestar en exceso a Chávez, vino a confirmar lo que dijo el mandatario venezolano en el sentido de que no le reclamó explicaciones. Moratinos reconoció que, cuando habló con Chávez, lo que hizo fue pedirle «información» y una «aclaración». El presidente de Venezuela recomendó al jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, que si quería explicaciones se las pidiera a Moratinos, y añadió que lo que hizo más bien el ministro español fue decirle que el Gobierno no tenía nada que ver con el auto del juez.

Moratinos insistió en que tanto Chávez como el canciller venezolano, Nicolás Maduro, prometieron cooperar con la Justicia y las autoridades españolas. En conversación con los periodistas en el vuelo de Georgia a Barcelona, declinó tomar medidas drásticas y dijo que es preciso tener buenas relaciones con Venezuela «para que los intereses españoles estén bien defendidos», informa Efe.

Mientras, el presidente del PP, Mariano Rajoy reclamó que Moratinos comparezca en el Congreso, criticó las «amistades peligrosas» de Zapatero y pidió al Gobierno que ponga «en su sitio» a gente como Chávez o los Castro.

Por su parte, el canciller Nicolás Maduro, afirmó que el auto del juez Velasco está basado en un «instrumento de guerra política», en alusión al material informático incautado al guerrillero de las FARC Raúl Reyes.

La portavoz del Consejo General del Poder Judicial, Gabriela Bravo, rechazó los calificativos de Chávez sobre el juez, porque «más allá de manifestar su disconformidad con una resolución judicial, puedan considerarse un ataque personal o descalificativo a alguno de los titulares del Poder Judicial».