Defensa concederá la nacionalidad española a los extranjeros con dos años de servicio
El ministro de Defensa, Pedro Morenés, se toma un té en el Congreso - jaime garcía

Defensa concederá la nacionalidad española a los extranjeros con dos años de servicio

El ministro aboga por «una Defensa inteligente»: austera y eficiente ante la crisis

madrid Actualizado:

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, ha acudido por primera vez al Congreso de los Diputados para presentar en la Comisión de Defensa las que serán las líneas maestras de su gestión que, según expresó, quiere que sea de «política de Estado donde tengan cabida las máximas sensibilidades posibles».

Recalcó que desde su departamento no se improvisará y siempre tendrá dos objetivos: «Ayudar al Gobierno a afrontar la crisis y crear empleo y situar a España en su lugar en el mundo».

Morenés definió la Defensa como «servicio público de carácter universal e integrador en el ámbito político, especialmente en Europa». Reconoció que vivimos en un momento difícil, «internacional y español», y por ello dio como claves de su gestión «la austeridad, la eficiencia y la previsibilidad y adaptabilidad».

Con estos mimbres, el ministro pretende llevar a la «Defensa nacional» hacia un escenario de "obtención y sostenimiento de las capacidades de forma multinacional que se desarrollan en el ámbito de la UE y la OTAN (la «Smart Defense») -o «Defensa inteligente»-.

Sobre política de personal anunció como novedad que los extranjeros que hayan servido un mínimo de dos años puedan obtener la nacionalidad española. «La orientación del Departamento se encamina también a contemplar la concesión de la nacionalidad española a los soldados y marineros extranjeros que presten más de dos años de servicio a las Fuerzas Armadas».

También valoró como prioritario «el refuerzo de la protección social y el apoyo al entorno familiar de los militares». Y anunció algunas correcciones en la leyes como la de Tropa y Marinería o la Ley de Carrera Militar.

«Principios de racionalidad, economía no redundante, simplificación de estructuras» fueron propugnados por el ministro durante su intervención de cuarenta minutos. En este plano anunció una "reestructuración orgánica del Ministerio y la revisión de las capacidades y estructuras necesarias en las Fuerzas Armadas".

El ministro informó que ha encargado ya al jefe de Estado Mayor de la Defensa, almirante general Fernando García Sánchez, «un estudio de las necesidades de nuestras Fuerzas Armadas en el horizonte 2025».

Líbano y Afganistán

Sobre las misiones exteriores, señaló la voluntad de analizar la presencia de las Fuerzas Armadas más allá de las fronteras españolas y evaluar el despliegue de unidades militares fuera del territorio nacional. «De especial importancia son: el plan de transición en Afganistán de aquí a 2014 y la revisión estratégica de la misión de la ONU en Líbano».