Enric Millo, delegado del Gobierno en Cataluña
Enric Millo, delegado del Gobierno en Cataluña - EFE

El Consejo de Ministros cesa a Viver Pi-Sunyer y al número dos de Junqueras

El Gobierno considera «insólitas» las palabras de Puigdemont

DANIEL TERCERO
BARCELONAActualizado:

«Declaraciones insólitas». Así definió por la tarde Enric Millo, delegado del Gobierno en Cataluña, las palabras de Carles Puigdemont pronunciadas en una rueda de prensa desde Bruselas, unas horas antes, señalando que, pese a aceptar la celebración de las elecciones el 21-D, no volverá a España si no hay «garantías» para un juicio justo y retando al Gobierno a que acepte el resultado electoral.

Millo habló en Barcelona en nombre del Gobierno, tras la celebración de un Consejo de Ministros extraordinario en Madrid, que tomó decisiones en base a la aplicación del artículo 155 de la Constitución, sobre todo, en relación a aspectos técnicos de las elecciones y para suprimir altos cargos y organismos de la Generalitat vinculados al secesionismo.

El delegado del Gobierno respondió a Puigdemont indicando que es «chocante que sea el único presidente de la Generalitat que ha vulnerado la legalidad vigente» y que a la vez «exija al resto que respete las elecciones, cuando todos los gobiernos han respetado el resultado electoral».

Para Millo «es insólito» que el expresidente autonómico mantenga este pulso al Estado de Derecho, recordó que las elecciones del 21-D serán «autonómicas» y que se harán «dentro de la legalidad vigente».

En este sentido, preguntado por la posibilidad de que la noche del 21 de diciembre la lista o listas independentistas ganen las elecciones, el portavoz del Gobierno «excepcional» dijo que «todas las ideas son legítimas si se adecuan a la legalidad vigente», y se negó a valorar una posible nueva aplicación del 155 después del 21-D.

En cuanto a las medidas concretas aprobadas por el Consejo de Ministros, Millo informó de que se dio el visto bueno a las «normas complementarias para las elecciones al Parlamento de Cataluña», en base a la LOREG, ya que Cataluña es la única autonomía que se rige por la ley orgánica electoral nacional.

Además, un real decreto del Gobierno también regula las juntas electorales, los representantes de la administración y los miembros de las mesas electorales, entre otros aspectos habituales en las citas electorales.

Destituidos Juncà y Viver

El Consejo de Ministros también suprimió tres organismos vinculados al Consejo Asesor para la Transición Nacional: la secretaría para el desarrollo del autogobierno; la oficina para la mejora de las instituciones de autogobierno y la comisión interdepartamental para el desarrollo del autogobierno.

De la misma manera, cesó a los siete delegados territoriales de la Generalitat; al secretario general de la Vicepresidencia y de Economía y Hacienda, Lluís Juncà Pujol, nombrado hace una semana; y al director del Instituto de Estudios del Autogobierno, Carles Viver Pi-Sunyer. El Gobierno informó, finalmente, de que «todos» los departamentos de la Generalitat funcionan con «total normalidad».