El presidente del PP, Pablo Casado, en la recta final de la campaña electoral - EFE | Vídeo: ATLAS

Casado presume de su oposición firme frente a Sánchez y Batet: «No vamos a pasar ni una»

El presidente del PP se vuelca el último día de campaña en Castilla y León y Madrid, donde los populares temen otro desastre el 26 de mayo, mientras el candidato autonómico le da plantón en Ávila

ÁvilaActualizado:

Castilla y León es uno de los feudos más sólidos del PP... Al menos hasta ahora. Los populares se la juegan el 26 de mayo, y por primera vez en muchos años, en concreto 32 años, temen la pérdida de poder en esta Comunidad. Pablo Casado dedica buena parte de esta última jornada de la campaña a Castilla y León, con actos electorales en Ávila y Palencia, donde se ha visto de nuevo la escasa movilización que se está produciendo. Ante unas decenas de personas, Casado ha alertado de lo que está en juego en estas elecciones, con un Sánchez que es «caballo de Troya» de los independentistas.

El presidente del PP se ha referido a la suspensión de los independentistas presos como parlamentarios y ha presumido de la oposición que ha hecho su partido desde el primer momento: «El informe de los letrados es concluyente y dice que se suspendan a los presos. Espero que Batet lo haga porque si no estaría incurriendo en un delito de prevaricación, y si lo hace es porque lo pidió el PP el mismo martes», ha señalado. Casado ha prometido una oposición «responsable» y firme del PP: «No vamos a pasar ni una».

Casado ha subrayado que el PP va a exigir claridad en los pactos, sobre todo al PSOE y Ciudadanos: «¿Ávila qué es, un lugar donde Ciudadanos pactará con el PSOE o con el PP? ¿Y Castilla y León?». Por eso, ha pedido «transparencia» al partido d Rivera.

«Vayamos a convencer a la gente ilusionándole», ha pedido Casado a los suyos. «Este partido es la casa común del centro-derecha, que quiere que todo el mundo se sienta a gusto en esa casa común».

En sus actos en Castilla y León, el candidato autonómico de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, no le ha acompañado en Ávila y en Palencia solo ha estado con él en el paseo que está previsto en la agenda, pero no en el encuentro con afiliados. Al final, acaba la campaña sin que ambos hayan coincidido en un mitin.

Miguel Arias Cañete, en Ávila, ha advertido de que un partido que no escucha a la gente es un partido muerte. «Hay que estar en contacto con la gente». «No os desaniméis, perseverad, tenemos principios y valores, no podemos tirar la toalla», ha subrayado. «Nosotros somos la columna vertebral de España».

Dolors Montserrat ha insistido también, en el mismo acto, en la «perseverancia» del PP, en una campaña que empezó ante la Basílica del Pilar, y acaba en Ávila, la tierra de Santa Teresa de Jesús. «Solo hay un partido que defiende con convicción la unidad de España, el Partido Popula», ha advertido la número uno a las elecciones europeas.