Vista de parte de la fachada exterior de la cárcel de Neumünster
Vista de parte de la fachada exterior de la cárcel de Neumünster - Efe

Cárcel de NeumünsterAsí es la cárcel donde está Carles Puigdemont

El expresidente de la Generalitat podrá enviar y recibir cartas sin límites

Según el presidio, tendrá derecho a al menos dos horas de visitas el mes

MadridActualizado:

La cárcel de Neumünster, donde Carles Puigdemont ingresó ayer por la tarde tras ser detenido en una gasolinera alemana, es de las más grandes del país. Construida entre 1901 y 1905, sigue en pie tras dos guerras mundiales gracias en parte a una intensa reforma acometida en el año 2004. A día de hoy, cuenta con unas 570 celdas y unas 44 plazas para presos a espera de juicio (como Puigdemont).

El expresidente de la Generalitat ha caído en una prisión en la que, según su propia página web, tendrá derecho a enviar y recibir cartas sin límite además de dos horas al mes de visitas personales.

Según nuestra corresponsal en Berlín, Rosalía Sánchez, en estas visitas, un funcionario se sienta junto al preso y el visitante y escucha toda la conversación, a lo que en los casos de extranjeros se añade un traductor legal que comprende el idioma en el que hablan si es que no pueden conversar en alemán.

En la prisión de Neumünster hay convictos de 35 nacionalidades distintas que, en su mayoría, tienen condenas superiores a los cinco años de prisión. La cárcel cuenta con 269 empleados (65 mujeres) y cuenta con el apoyo de un médico, un pastor protestante, varios profesores y un educador deportivo.

En Neumünster, Puigdemont podría formarse como albañil, panadero, limpiador, cocinero o carpintero

De acuerdo con la Ley de detención preventiva alemana, los reclusos como Puigdemont tienen derecho a «mejorar sus conocimientos educativos y profesionales, siempre que lo permitan las condiciones especiales de prisión preventiva». En Neumünster, de donde se cree que no saldrá hasta el próximo mes de mayo, Puigdemont podría formarse como trabajador de la construcción (albañil), panadero, técnico en electrónica, limpiador, cocinero o carpintero.

El presidio cuenta con 22 calabozos más en la propiedad rural de Jugendarrestanstalt Moltsfelde, a unos 6 km de distancia. La ciudad de Neumünster tiene 79.000 habitantes (menos, por ejemplo, que la provincia de Soria) y está a unos 40 kilómetros de donde fue detenido.