May asegura a Gibraltar que no habrá «cambios inmediatos» en la libre circulación

La primera ministra británica reitera a Picardo que el Brexit no afectará al compromiso de Londres con la colonia

MadridActualizado:

La primera ministra británica, Theresa May, asegura en una carta remitida al ministro principal de Gibraltar, Fabian Picardo que el Brexit no afectará al compromiso del Gobierno del Reino Unido con el Peñón y le garantiza que «no habrá cambios inmediatos» en la situación de la colonia «en cuanto a la libre circulación de personas o prestación de servicios».

Así lo afirma un comunicado distribuido por el servicio de prensa de las autoridades gibraltareñas, en el que se indica que la sustituta de Cameron al frente del Ejecutivo británico, tras el resultado del referéndum que decidió la salida del Reino Unido de la Unión Europea, expresa su voluntad de que el respaldo dado por su antecesor a Gibraltar, continuará mientras ella este en Downing Street.

En la misiva personal remitida en respuesta a Picardo indica textualmente: «El desenlace del referéndum sobre la UE no afectará a nuestro firme compromiso con Gibraltar y su pueblo. Nunca concluiremos acuerdos mediante los cuales Gibraltar pase a estar bajo la soberanía de otro Estado en contra de sus deseos ni participaremos en ningún proceso de negociación de la soberanía que no satisfaga a Gibraltar».

El Gobierno gibraltareño tiene en marcha desde antes incluso de que se celebrara la consulta una campaña para tratar de que los efectos del Brexit no perjudiquen la privilegiada situación que mantiene el Peñón, especialmente por lo que supondrá la salida del Reino Unido del mercado interior europeo. Picardo y otros miembros de su gabinete han mantenido numerosos contactos en Bruselas y en Londres —entre ellos, uno con la propia May— para intentar que Gibraltar, que votó mayoritariamente a favor de la permanencia en la UE, pueda participar en las negociaciones sobre su futuro, algo a lo que se opone España.

En su carta a Picardo, May le recuerda que se tardará «un tiempo» en concretar la futura relación del Reino Unido con la UE, «pero le garantizo —dice— que no habrá cambios inmediatos en la situación de Gibraltar en cuanto a la libre circulación de personas o la prestación de servicios».

El Gobierno español ya ha ofrecido al Reino Unido una fórmula de cosoberanía sobre Gibraltar, que permitiría los llanitos seguir dentro del mercado europeo. La propuesta ha sido rechazada de plano por las autoridades gibraltareñas.