Los estudiantes de la UAB acosan en un acto a Cayetana Álvarez de Toledo - VÍDEO: ABC
Entrevista

Alejandro Fernández: «Son los gobiernos los que deben impedir que se extienda la violencia»

El líder de los populares en Cataluña considera que Sánchez «ha mirado para otro lado» con el acoso a la derecha

Daniel Tercero
BarcelonaActualizado:

Alejandro Fernández (Tarragona, 1976), que lleva medio año al frente del PP catalán, repasa para ABC la actualidad política, centrada en el acoso que los constitucionalistas sufren en diversos puntos de España.

-Usted estuvo en la Universidad Autónoma de Barcelona el jueves, ¿cómo vivió el acoso que sufrieron?

-Una organización de jóvenes valientes constitucionalistas como S’ha Acabat! organizó un debate en la UAB para hablar de populismo y nacionalismo. Me invitaron como ponente y Cayetana Álvarez de Toledo nos acompañó. Cuando llegamos allí, nos dijeron que habían bloqueado la entrada y que podríamos entrar a la sala por la puerta de atrás. Dijimos que no, tras agradecer a los Mossos su disponibilidad, ya que ellos lo hacían para defender nuestra integridad física. Pero no podíamos aceptar que los chicos de S’ha Acabat! tuvieran que enfrentarse a eso solos. Y decidimos entrar por la puerta principal, que es por donde debe entrar la libertad. No podíamos aceptar, bajo ningún concepto, que los niñatos que no querían dejarnos hablar se pensaran que la UAB es suya.

-¿Cree que esta crispación se puede generalizar a otros puntos de Cataluña o una violencia como la vivida el jueves solo se puede dar en la UAB?

-No lo sé… pero me temo que algún episodio más viviremos de estas características, porque ya nos ha pasado en las campañas electorales en los últimos años. Puede que ocurra.

-A ustedes, el jueves; a Vox, el sábado; ayer, a Cs. ¿No cree que el acoso a los partidos de la derecha en España se ha intensificado?

-Para evitar esto se tiene que configurar un Gobierno fuerte y con las ideas claras, para que desde el poder público se pueda evitar la batasunización de la vida pública. El problema que hay es que la violencia siempre es contagiosa. Ahora hay gente muy envalentonada de movimientos muy radicales que pretenden convertir la calle en solo suya. Los Comités de Defensa de la República (CDR) en Cataluña es un claro ejemplo de esta batasunización. Lo que no podemos hacer es que los problemas se resuelvan en la calle, como si viviésemos en la barbarie. Son los gobiernos los que deben impedir que se extienda la violencia. Si los CDR campan a sus anchas, porque Quim Torra no solo no lo impide sino que los lidera, debe ser el Gobierno de España el que les pare los pies. Pedro Sánchez no lo ha hecho y ha mirado para otro lado. Le puedo asegurar que el PP parará los pies a batasunos, a los CDR y a quien haga falta.

-¿Qué le parece la oferta de JpC y ERC a Sánchez para la investidura?

-No me sorprende. Sabemos, desde hace tiempo, que el candidato de los separatistas es Sánchez porque tienen claro que está dispuesto a romper la Constitución y la convivencia, si es necesario, con tal de permanecer en La Moncloa. La oferta era previsible. Y, por cierto, me gustaría hacer mención que al PP se le insultaba cuando decíamos que esto, la oferta de los independentistas al PSOE, pasaría. Algunos deberían tragarse sus palabras.

-¿Qué opinión le merece alguien que quiere gobernar España, como Pablo Iglesias, y está más cómodo con una bandera independentista de Canarias que con la bandera de España?

-Esto no va de banderas. Va de democracia. España tiene unos símbolos oficiales que tienen que ser respetados y esto no admite ningún tipo de transacción ni de negociación. Los símbolos oficiales son de todos y deben estar en las instituciones.

-¿Está siguiendo el juicio del 1-O en el Tribunal Supremo?

-Sí.

-¿Cree que ha quedado acreditado que hubo rebelión o sedición?

-Lo que ha quedado acreditado es que es un juicio en una gran democracia del mundo. Transparencia, derechos garantizados, todas las defensas pueden explicarse y preguntar… más allá de las opiniones personales, está siendo un juicio garantista.

-Teniendo en cuenta que los líderes del procés dicen que volverían a hacer lo y que no se arrepienten, ¿cree que lo volverán a intentar?

-Lo he denunciado reiteradamente. Mientras la política catalana siga dirigiéndose desde Waterloo (Bélgica) habrá un nuevo intento de golpe. Uno de los motivos por los que se decreta prisión preventiva a los líderes del procés es para evitar la reincidencia. Estas personas que lloran y aseguran que se violan sus derechos por estar en prisión preventiva resulta que siguen diciendo que lo volverían a hacer, por lo que queda bastante claro que la prisión preventiva está justificada.

-¿Qué le parece que el PSC haya coqueteado con los indultos y que Sánchez no lo haya descartado?

-Para que haya un indulto, primero tiene que haber una condena. Y luego tiene que haber un acto de contrición por parte del condenado. Tal y como se ven las cosas ahora mismo, lo que está haciendo el PSOE es humillarse a unos niveles vergonzantes para cualquier demócrata, pues ya están pidiendo casi de rodillas que les voten para indultarlos aunque no lo pidan. La capacidad de humillar a la democracia española en el PSOE me sorprende.