Mirella Cortés durante su intervención en el Senado
Mirella Cortés durante su intervención en el Senado - EFE

ERC acusa a Rajoy de organizar «un nuevo GAL, sin violencia física» en Cataluña

Acusa al Gobierno de «mantener las malas artes, como las cloacas del Estado, con dossieres y periodistas comprados» contra el soberanismo

MadridActualizado:

ERC ha acusado hoy al Gobierno de organizar contra el independentismo en Cataluña «un nuevo GAL, sin violencia física, pero que ha mantenido las malas artes, como las cloacas del Estado, con dossieres, periodistas comprados y la recompensa con fondos reservados para comprar declaraciones». Así lo ha manifestado esta tarde en el pleno del Senado la senadora de ERC Mirella Cortés, quien en una pregunta oral al presidente, Mariano Rajoy, le ha apuntado como «el señor X que dirige la operación» supuestamente orquestada contra el soberanismo catalán.

Rajoy ha evitado en su réplica contestar directamente a estas graves acusaciones y ha optado por la ironía «felicitándole por el tono constructivo» de su intervención en la Cámara Alta. Tras ello, ha pedido a ERC «mesura» y ha vuelto a advertir del riesgo que supone que el Gobierno de la Generalitat se soporte en una formación «extremista» como es la CUP, «que pone y quita presidentes»

En su primer turno, el jefe del Ejecutivo ha rechazado la existencia de una supuesta «operación Cataluña», por la que, según la senadora de ERC, se utiliza el aparato del Estado y sus fondos reservados para «desacreditar ilegítimamente» a los políticos independentistas.

Rajoy lo ha negado con rotundidad, recriminando al soberanismo su victimismo. «El argumento de la conspiración es muy corto porque ahorra la molestia de pensar, exculpa al que emplea el argumento de toda responsabilidad, se la endosa al mejor amigo del hombre, que es el chivo expiatorio, y arrincona la conveniente sensatez para moverse en los asuntos públicos», ha afirmado en el Senado.

Según Rajoy, la única operación de la que se ha ocupado su Gobierno era la del rescate económico de España, y con ella, la de Cataluña. Una comunidad autónoma que se ha beneficiado en los últimos años de 63.000 millones de los fondos públicos del Estado para financiarse y pagar a sus proveedores. «A eso me he dedicado», ha zajado Rajoy.