Los 60 inmigrantes del Open Arms llegan a Barcelona

La peligrosa y larga travesía del "Open Arms" llegaba a su fin entre cánticos y aplausos de los...

Actualizado:

La peligrosa y larga travesía del "Open Arms" llegaba a su fin entre cánticos y aplausos de los refugiados. Es la inmensa alegría de haber escapado del horror. Se despiden de sus rescatadores. Todos bien de salud, pero agotados. Primero recibirán atención médica y psicológica "para relajarse lo antes posible y bajar la ansiedad y la incertidumbre de que va a pasar por ellos", como nos cuenta Íñigo Vila, de la unidad de emergencias de la Cruz Roja. La policía los identificará y después serán reubicados. Los cincuenta hombres en una residencia de Esplugues de Llobregat. Las mujeres en centros de Barcelona. Los tres menores no acompañados quedarán bajo la tutela de la Generalitat. Según Pascale Croissard, de la Comisión Catalana de Ayuda al Refugiado, "la intención de la mayoría de los 60 migrantes será pedir asilo". La estatua de Colón también los recibía con uno de esos chalecos que visibiliza el drama de los refugiados. Ellos seguirán su camino buscando una nueva vida.-Redacción-