Isabel Pantoja, en una imagen de archivo
Isabel Pantoja, en una imagen de archivo - efe

Instituciones Penitenciarias niega a Isabel Pantoja el tercer grado

Los inspectores descartan tajantemente que le hubieran dado trato alguno de favor

Actualizado:

Ni tercer grado ni trato de favor para Isabel Pantoja. Instituciones Penitenciarias negó ayer jueves la concesión del tercer grado a la tonadillera, que le hubiese permitido abandonar durante el día el centro penitenciario. La Junta de Tratamiento de la prisión sevillana de Alcalá de Guadaíra decidió no acceder a las pretensiones de Pantoja y lo hizo tras producirse un empate a tres votos. Fue la directora del centro, María Isabel Cabello, precisamente la persona a la que se había acusado de dar trato de favor a la cantante, la que decidió, debido a su voto de calidad, negar la concesión del tercer grado para la conocida artista.

A la negativa se suma la confirmación de que no hubo trato de favor hacia Pantoja en la prisión sevillana. Los servicios de inspección de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias quisieron ayer dejar bien claro que no hubo trato alguno de favor hacia Pantoja, algo que negaron «tajantemente». La cantante sevillana lleva recluida desde el pasado mes de noviembre para cumplir una condena de dos años por blanqueo de capitales.

El organismo penitenciario asegura en una nota que, después de diez días de investigación en el centro -que fue ordenada por el secretario general de Instituciones Penitenciaras, Ángel Yuste-, los dos funcionarios de la inspección «han desmontado en sus conclusiones punto por punto ese supuesto trato de favor» denunciado por algunos funcionarios de la prisión.

Para ello, «han comprobado in situ la ausencia de los presuntos privilegios con una exhaustiva investigación, en la que han tomado declaración a una muestra significativa de la plantilla del centro y a algunas internas del mismo, así como han analizado la documentación correspondiente al caso y realizado un registro sorpresivo y minucioso de la celda de la interna». Además, los funcionarios han tomado declaración a «una muestra significativa de la plantilla de la cárcel y a algunas internas, además de analizar la documentación del caso y registrar sorpresiva y minuciosamente la celda de Pantoja».

Los inspectores concluyeron que frente a las denuncias, es «rotundamente falso» que se reformara la celda o el módulo en el que está interna Isabel Pantoja. En cuanto a las denuncias que apuntaban a que la directora pasaba mucho tiempo en la celda de la rea, el informe resalta que Cabello tiene una «dedicación intensa» al centro y una atención directa a las presas, por lo que su forma de gestión ha contribuido a que Alcalá de Guadaíra «registre los índices de conflictividad más bajos de las cárceles españolas».

También aseguran que no ha quedado acreditado que la interna desayunara en el economato de la cárcel con la directora del centro y el subdirector de Seguridad. Tampoco es cierto que dispusiera de ordenador, teléfono móvil y microondas en la celda.

«No existe privilegio»

«De los siete meses que lleva en prisión, Pantoja ha compartido celda cinco meses hasta la salida de la cárcel de su compañera, lo que evidencia que no existe trato de privilegio», señalan los dos funcionarios. «La celda ocupada por la interna es de idénticas características» y «no existe evidencia de que la cantante viva en un “resort” con caña de lomo y jamón de jabugo», como llegó a afirmarse en algunos medios.