José Antonio Griñán, en una imagen de archivo - Jaime García

Griñán renuncia a su escaño en el Senado

El expresidente de la Junta, imputado por los ERE, registra la renuncia a su escaño de senador autonómico por Andalucía

Actualizado:

José Antonio Griñán ha registrado este lunes su renuncia al escaño de senador autonómico por Andalucía, cuatro días después de que Susana Díaz fuera elegida presidenta de la Junta de Andalucía con el apoyo de Ciudadanos, que ha pedido reiteradamente la dimisión de Griñán y de Manuel Chaves.

La renuncia ha sido registrada esta mañana ante el Parlamento de Andalucía, el que eligió a Griñán como senador autonómico, y que la documentación ha sido remitida a la Cámara Alta. El dirigente socialista llegó a la institución en septiembre de 2013.

El Tribunal Supremo está pendiente de confirmar o no la imputación de Griñán en el caso de los ERE irregulares en Andalucía, imputación a la que asimismo podría sumarse el también expresidente andaluz Manuel Chaves, actualmente diputado en el Congreso.

«Lo respeto, es una decisión personal que le corresponde a él, que ya manifestó que no iba a continuar al margen de lo que dijese el Supremo», ha reaccionado Susana Díaz cuando le han preguntado por su antecesor.

La presidente la Junta ha recordado que Griñán ya «comunicó a todos» su voluntad de «no seguir» en la actividad publica «y de ni siquiera optar a su reelección en el Senado», tras lo que ha precisado que ahora se inicia una nueva legislatura en la que «se elegirán nuevos senadores por la Comunidad».

Fue a finales del pasado mes de abril cuando Griñán anunció su decisión de no optar a la reelección en el Senado y de dejar la política para que la investigación sobre su supuesta implicación en el caso de los ERE no afecte al PSOE, al que deseaba quitar «la presión» que conlleva ese proceso.

Su familia «no aguanta más»

En una entrevista con Efe el pasado 24 de abril, un día después de anunciar que abandonaba la política activa, Griñán subrayó que había «renunciado a todo» en la vida pública y que lo había hecho desde «el absoluto convencimiento de su inocencia».

Tras dejar claro que la renuncia es una decisión suya y no del partido, porque su familia «ya no aguanta más», lamentó que la política se esté convirtiendo, a su juicio, en un «juego de escaramuzas».

«He renunciado a la Presidencia de la Junta de Andalucía, al escaño de diputado -como cabeza de cartel por Sevilla- en el Parlamento de Andalucía, al escaño en el Senado, ¿qué más quieren que haga?», insistía.

Griñán era senador desde el 24 de septiembre de 2013, cuando la Cámara Alta calificó su credencial como parlamentario autonómico por Andalucía. Pertenecía al grupo parlamentario de los socialistas de Andalucía y ha sido vicepresidente segundo y portavoz adjunto de la Comisión General de las Comunidades Autónomas, cargos que repetía en la Comisión de Empleo y Seguridad Social.

Esta comisión ha sido escenario de su única intervención como senador en el debate de la Ley de Sostenibilidad de las Pensiones, en diciembre de 2013. Griñán ha presentado 1.313 preguntas al Gobierno con respuestas escritas, todas centradas en asuntos de interés andaluz.