Aviones de combate dañados tras el impacto del F-16 del Ejército del Aire griego siniestrado el lunes en la base aérea de Los Llanos (Albacete)
Aviones de combate dañados tras el impacto del F-16 del Ejército del Aire griego siniestrado el lunes en la base aérea de Los Llanos (Albacete) - AFP

La cúpula del F-16 griego accidentado en Albacete saltó antes de estrellarse en la pista

La Fiscalía francesa abre su propia investigación sobre el siniestro de Los Llanos

Actualizado:

«En el momento del accidente saltó la cúpula del avión pero no se observó la eyección de los pilotos», informan fuentes del Ministerio de Defensa español sobre los detalles de las circunstancias del accidente el lunes del caza F-16 griego en la base aérea de Los Llanos, que se cobró la vida de los dos pilotos helenos y nueve militares franceses.

Hasta la base albaceteña donde tenía lugar el curso de pilotaje de perfeccionamiento se desplazó ayer el ministro francés de Defensa, Jean-Yves Le Drian, quien afirmó que la tragedia le marcará «de manera definitiva».

Junto al español Pedro Morenés, el representante de la Defensa gala anunció que dos de los diez heridos franceses están en disposición de ser trasladados a Francia. Por tanto, restarían en los hospitales españoles nueve de los 21 heridos iniciales que provocó el impacto del caza F-16D bloque 50, en servicio desde noviembre de 1997 en la fuerza aérea de Grecia.

El F-16 es un avión de combate que, a diferencia de los bimotores F-18 o Eurofighter, solo tiene un motor. El Ejército del Aire heleno informó ayer que los dos pilotos del F-16 –los capitanes Laskaris y Zagkas– eran expertos en el pilotaje de aviones de combate con 1.459 horas de vuelo (872 en F-16) y 1.128 horas (524) respectivamente.

Los equipos de la base de Los Llanos levantaron ayer tarde los cadáveres de los diez militares griegos y franceses fallecidos allí mismo, una vez que la zona quedó limpia y libre de hidracina, una sustancia tóxica utilizada en los motores. El undécimo falleció ayer en el hospital La Paz de Madrid.

Interviene en la investigación del accidente el Juzgado Togado nº 13 de Valencia –decretó el secreto de las actuaciones– y un equipo de policía judicial de la Guardia Civil. Asimismo la Fiscalía francesa abrirá su investigación mientras que la Gendarmería gala también formará parte de las pesquisas. «No se descarta ni el fallo mecánico –el avión perdió potencia al despegar– ni el humano», aseguraron a ABC fuentes militares.

Ejercicio desde 2009 «El aparcamiento de los cazas franceses e italianos, donde impactó el F-16 griego tras despegar, se habilitó especialmente para el Programa de Liderazgo Táctico. Todas las líneas estaban pintadas con su numeración. Todo estaba en óptimas condiciones», informaron las mismas fuentes militares al ser preguntadas sobre el estado la base aérea.

En el lugar exacto del siniestro se encontraban en línea tres cazas franceses –un Mirage 2000 y dos Alfa Jet– y dos AMX italianos, que resultaron afectados.

Desde 2009 Los Llanos alberga este tipo de cursos de vuelos tácticos a los que los países suelen enviar a sus mejores pilotos. Se organizan 4 o 5 cursos al año. Los Llanos, como todas las bases aéreas españolas, cumple con los requisitos de la OTAN.