Esperanza Aguirre entra en campaña mientras Rajoy decide su futuro político

Aprovechó su presencia en unas jornadas del PP para extremar su discurso y, en un tono mitinero, calificar de "tontos útiles" a los que no quieren reforzar la seguridad

Actualizado:

El escenario era el más propicio para hacer uso de su discurso mitinero y sin complejos que le ha caracteriza y que tanto gusta a sus simpatizantes. La presidente del Partido Popular de Madrid, Esperanza Aguirre, aprovechó ayer su presencia en la inauguración de unas jornadas del PP sobre "Libertad y seguridad", que hoy clausura el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para lanzar sus primeros mensajes, a expensa que se decida si será o no la candidata al Ayuntamiento de Madrid.

La expectación es máxima sobre esta cuestión, teniendo en cuenta que algunos populares esperan que Rajoy desvele esta incógnita antes de la Convención Nacional del PP, que tendrá lugar del 23 al 25 de este mes en Madrid. Una circunstancia que no está nada clara.

Por ello, las palabras de Aguirre se pueden interpretar como una manera de sacar pecho en un debate en el que ella ya ha dicho que no le importa estar, si el PP entiende que puede ser útil para renovar la mayoría en Madrid.

Su intervención fue breve, siete minutos, pero suficientes para llamar "tontos útiles" a "los que se apresuran a descalificar a los que toman medidas para garantizar la seguridad". Además, subrayó que "vivimos unos momentos muy delicados en la política española por una serie de razones, entre las que se encuentran también nuestros errores, y por eso están proliferando propuestas y discursos demagógicos y populistas que prometen soluciones fáciles para los problemas difíciles. Frente a eso, nuestra responsabilidad es presentar soluciones eficaces a los problemas reales de los ciudadanos".

Mientras Aguirre se autoreivindicaba ante la cúpula de su partido (en la primera fila se encontraba la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, y los vicesecretarios generales Carlos Floriano y Javier Arenas), los otros posibles candidatos seguían entre el público la intervención de Aguirre. Lucía Figar, Cristina Cifuentes e Ignacio González no quisieron estar ausentes de este acto, y posiblemente hoy también arropen al presidente Rajoy.