Vidal-Quadras deja el PP porque le «han enseñado el camino de la puerta»
Vidal-Quadras, en una imagen de archivo - efe

Vidal-Quadras deja el PP porque le «han enseñado el camino de la puerta»

El eurodiputado dice que «el 92% de los votantes del PP están de acuerdo» con las razones de su marcha

Actualizado:

El eurodiputado Alejo Vidal-Quadras se marcha del PP porque le «han enseñado el camino de la puerta», ha afirmado en la mañana de este lunes, después de conocerse que ha solicitado su baja como afiliado del partido en el que ha militado durante treinta años.

En declaraciones a esRadio, Vidal-Quadras ha explicado que su marcha del PP se debe a la pérdida de ilusión que ha sentido desde que Mariano Rajoy ganó las elecciones presidenciales en 2011. A su juicio, el Gobierno no ha modificado la política antiterrorista y eso le ha situado en una «posición incómoda frente a la cúpula del partido y frente al Gobierno», que le «han enseñado el camino de la puerta».

Cuando la distancia es tanta, ha añadido el vicepresidente del Parlamento Europeo, «no tienen ningún sentido seguir ahí». Considera que «el 92% de los votantes del PP están de acuerdo» con la carta que ha remitido al presidente del PP, Mariano Rajoy, en la dice sentirse obligado a irse «para seguir en el mismo sitio».

Vidal-Quadras se incorporará «de manera inmediata» al partido Vox, integrado por José Antonio Ortega Lara, secuestrado por ETA, o el también expopular Santiago Abascal, entre otros. Así, el eurodiputado presentará su candidatura para formar parte de las listas a las elecciones europeas.

El político no ha descartado que Vox se presente junto a UPyD o Ciudadanos a los comicios europeos: «Quienes quieren que ETA sea derrotada, firmeza frente al separatismo catalán y vasco y que el Estado Constitucional sea una realidad, deberían aunar esfuerzos».

Vidal-Quadras remitió el viernes una carta a Rajoy en la que le explicaba los motivos de su marcha del PP, «dolorosa pero inevitable». En el escrito explica que su diagnóstico sobre la crisis «múltiple y profunda» que atraviesa España y sus soluciones «no sólo son distintas -a las del Gobierno- sino contrapuesta en cuestiones esenciales».