Así funciona la financiación autonómica
Rajoy djio que la financiación no se revisará hasta mediados de 2014 - jaime garcia

Así funciona la financiación autonómica

El Estado transfiere a las autonomías, además de parte del ingreso por los impuestos, dinero para cubrir la prestación de los servicios básicos, sobre todo en Sanidad y Educación

Actualizado:

¿Cuál es la fuente principal de ingresos?

Los impuestos. Las autonomías reciben el 50% del IRPF e IVA; el 58% de impuestos especiales a los hidrocarburos, alcohol y tabaco; y la totalidad del impuesto de matriculación de vehículos y consumo eléctrico, transmisiones patrimoniales e impuestos sobre el juego.

¿Es suficiente?

Los impuestos nunca lo han sido; y menos en una época de caída del consumo como la que vive hoy España. Así que el Estado transfiere, vía Fondo de Garantía de los Servicios Públicos Fundamentales, Fondo de Suficiencia, de Competitividad, o de Cooperación, más dinero para cubrir la prestación de los servicios básicos, sobre todo en Sanidad y Educación.

¿Hay ahora 11.000 millones más, como en 2009?

Concebida la negociación de 2009 para «tapar la boca» al resto de autonomías por el trato de favor a Cataluña y Andalucía, Zapatero y Solbes lo lograron porque pusieron esa cantidad extra sobre la mesa, a repartir entre 17 comunidades. Hoy, Rajoy y Montoro «solo podrían repartir la nada».

¿Se agranda la brecha?

Madrid denuncia que solo recibe el 17% de lo que recauda al año en IRPF, IVA e Impuestos Especiales mientras que Cataluña se queda el 58%. Además, este año destina cerca de 2.500 millones al Fondo de Garantía de los Servicios Públicos, el 73% del total, muy por encima de Cataluña (21%), Baleares (5,49%) o Cantabria (0,48%). Aún así, Cataluña -PP catalán incluido- sostiene que su aportación a la solidaridad ha hecho que baje puesto en el ránking de comunidades.

Balanzas fiscales

Las últimas se publicaron en 2005. Rajoy ha prometido volver a publicarlas este año, sin que sirvan de criterio del nuevo reparto, pero comunidades «receptoras» de fondos, como Extremadura, Castilla y León o Aragón, ya han criticado que se vuelva a hacer el juego a los nacionalistas.