Margallo quiere forzar una resolución de la ONU contra los abusos de Gibraltar
Un submarinista profesional toma medidas a un bloque de hormigón en el fondo del mar - foto: alvaro cuadros
gibraltar

Margallo quiere forzar una resolución de la ONU contra los abusos de Gibraltar

Una comisión interministerial abordará la crisis «globalmente»

Actualizado:

El Gobierno no ha agotado ni mucho menos los recursos en su reacción al desafío del Ejecutivo de Gibraltar. De hecho, el ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, tiene previsto dar un paso más en la respuesta diplomática al conflicto en el Peñón, que empezará a tomar forma el próximo viernes. Ese día, según confirmó ayer el propio ministro a ABC, García-Margallo propondrá, en la primera reunión del Consejo de Ministros tras el verano, la creación de una comisión interministerial que aborde la crisis desde un punto de vista global y fije una respuesta coordinada en el Gobierno con la intención de comenzar a fraguar posteriormente una posición «unitaria» ante la crisis provocada, entre otros episodios, por la decisión de las autoridades gibraltareñas de lanzar bloques de hormigón en la Bahía de Algeciras para dificultar la pesca de las embarcaciones españolas.

La propuesta de Margallo, que previsiblemente será aprobada ese mismo día, se explica porque, a juicio de Exteriores, el enfrentamiento con las autoridades gibraltareñas y la decisión del Gobierno de poner coto a prácticas como los repostajes en alta mar o el contrabando de tabaco rebasan ampliamente las competencias de su departamento.

En este sentido, la citada comisión integraría a los Ministerios de Hacienda (blanqueo, fraude fiscal, juego...), Industria (repostajes en alta mar o «bunkering»), Agricultura y Medio Ambiente (conflicto con los pescadores) e Interior (controles en la Verja), entre otros. Con esta propuesta se pretende ofrecer una respuesta coordinada e integral del Ejecutivo que preside Mariano Rajoy en la relación con las autoridades gibraltareñas.

Respuesta parlamentaria

Pero la intención del titular de Exteriores va más allá. La comisión interministerial sería el germen de un consenso parlamentario en el que se decidirían acciones internacionales dirigidas a reabrir el debate sobre la soberanía del Peñón, siempre con el objetivo de buscar un entendimiento a través de una negociación bilateral con el Reino Unido, o bien en una mesa «a cuatro» en la que también se sentarían representantes gibaltrareños y de la Junta de Andalucía.

Entre las iniciativas de ámbito internacional que se están barajando, según el ministro de Asuntos Exteriores, cobra especial significación la de instar una nueva resolución de Naciones Unidas respecto al contencioso gibraltareño, más cuando resoluciones de la ONU siempre han negado la autoderterminación del pueblo gibraltereño al considerar Naciones Unidas el Peñón como una colonia británica, circunstancia que afecta a la integridad territorial de España.

García-Margallo comparecerá a petición propia el próximo 3 de septiembre en el Congreso para informar sobre la evolución de la crisis con Gibraltar. Según ha podido saber este periódico, el ministro se reserva para esa fecha la posibilidad de «acreditar» de forma «indubitada» la negativa de las autoridades británicas a reconocer las veleidades soberanistas de Gibraltar en una eventual mesa «a medida» para abordar el conflicto.