Nuevas colas para acceder al Peñón tras la amenaza de Reino Unido a España
Una bandera británica ondea frente al Peñón - REUTERS

Nuevas colas para acceder al Peñón tras la amenaza de Reino Unido a España

El Gobierno mantiene los controles en la Verja y esta mañana han vuelto las retenciones a la frontera entre España y Gibraltar

Actualizado:

Tras las advertencias de Reino Unido a España en las que aseguraba ayer que se emprenderían «acciones legales» contra nuestro país debido a los «desproporcionados» retrasos en la frontera que separa al Peñón de la localidad gaditana de la Línea de la Concepción, las colas en la Verja están volviendo a provocar esperas y retenciones durante la jornada de hoy.

El Ejecutivo de Mariano Rajoy ya aseguraba ayer a ABC que no se doblegaría ante las advertencias de Londres y, para muestra, los retrasos que casi desde primera hora se están viviendo en el Peñón, tal y como han informado a EP fuentes policiales. Según informa la agencia de noticias, los trabajadores españoles que están accediendo en turnos más tardíos también están sufriendo problemas de paso, con un exhaustivo control de documentación y registro de coches o motocicletas, lo que está provocando quejas entre los ciudadanos que esperan en territorio español para entrar al Peñón.

En cualquier caso, las fuentes consultadas por Europa Press subrayan que no ha habido cambios significativos en la frontera, "donde se mantiene la tónica de estos días", aunque admiten que ayer lunes hubo "cierta tranquilidad". De hecho, a diferencia de lo que ocurre este martes, ayer no hubo apenas esperas en la frontera hasta las 20,30 horas, cuando se produjeron "mínimas retenciones" más por la entrada de ciudadanos y visitantes, en hora punta, que por la presión de los controles.

Amenazas a España

Precisamente ayer un portavoz del Gobierno británico aseguraba ante los medios de comunicación que el «premier» británico, David Cameron, consideraba las medidas emprendidas por España en el Peñón «desproporcionadas» y que, por este motivo, valoraba «seriamente» tomar medidas legales al respecto. Ante esto, el Gobierno español se apresuró a contestar a Cameron apuntando, para ello, que los controles en la Verja están siendo «proporcionados» debido a la escalada de tensión entre España y el Peñón.