El apoyo del PP baja desde el 20-N pero sigue superando al PSOE en 4,8 puntos
Un almacén de urnas en Sevilla, en las fechas previas a los comicios genrales del 20 de noviembre de 2011 - efe
barómetro del cis

El apoyo del PP baja desde el 20-N pero sigue superando al PSOE en 4,8 puntos

Las preguntas del CIS a los ciudadanos se hicieron hasta el 14 de enero, antes, por tanto, de que se desencadenara el terremoto político por el «caso Bárcenas»

Actualizado:

El PP sigue cayendo en intención de voto pero el PSOE no recoge los réditos ni por asomo, según el barómetro de enero elaborado por el CIS conocido este mediodía, que no refleja el estado de opinión tras el terremoto político desatado por el llamado «caso Bárcenas» puesto que las encuestas a los ciudadanos terminaron hace más de tres semanas, el día 14 del mes pasado. Con todo, en las fechas previas al estallido, el estudio revela que el partido en el Gobierno había perdido el apoyo de un 9,6 por ciento en relación con los resultados de las elecciones del 20-N, en las que obtuvo un 44,6% de los votos frente al 35 por ciento que ahora le otorga la encuesta oficial. [ Consulta el barómetro en PDF]

El sondeo refuerza también lo que se ha convertido en una constante: que el socialismo no se beneficia del desgaste del Ejecutivo, aunque por primera vez sus expectativas de voto superan la cifra del 30 por ciento para situarse en un 30,2%. En concreto, el barómetro señala que si en las generales del 2011 el PSOE tuvo que conformarse con el 28,7 por ciento de los votos, -los peores resultados de su historia con Alfredo Pérez Rubalcaba como candidato-, el CIS dice que en enero habría alcanzado un respaldo del 30,2%, lo que supone una remontada de 1,5 puntos en lo que va de legislatura.

Poniendo en relación los datos de los dos principales partidos, la conclusión es que el PP sigue estando 4,8 puntos por encima de los socialistas, lo que constituye la distancia más corta desde que se midieran en las urnas de los últimos comicios generales.

IU mejora, UPyD se estanca

Lo que también pone de manifiesto este informe demoscópico, que corre el riesgo de haber nacido desfasado, es la escalada de IU y UPyD, que entre los dos suman un apoyo del 16,2 por ciento de los ciudadanos.

La coalición que lidera Cayo Lara consiguió un 6,92 por ciento de respaldo el 20-N, y el CIS dice que ese registro se eleva en enero a un 9,4 por ciento, igual resultado que el barómetro que el CIS difundió en octubre. Por tanto, su respaldo habría experimentado una subida del 2,5 por ciento, la mayor de todas las formaciones políticas.

La formación de Rosa Díez consiguió en las urnas un 4,1 por 100 y el sondeo indica que habría progresado hasta el 6,8 por ciento, un poco por debajo del 7,3 que el mismo estudio le dió en octubre. La mejora de sus perspectivas también es evidente, en tanto en cuanto ha ganado 2,2 puntos en intención de voto desde las generales.