Albert Rivera, Edmundo Bal y Fran Hervías, a su llegada a un mitin en Sevilla - Juan Flores | Vídeo: EP
Elecciones Generales

Elecciones generales 2019Ciudadanos confía en los debates para superar al PP

La formación ve «decisivos» los enfrentamientos en televisión y cree que servirán para definir quién seduce a los ocho millones de indecisos

Sigue el debate de Atresmedia en directo

MadridActualizado:

Convencer a los indecisos de que la suya es la mejor opción se ha convertido en el principal objetivo de todos los partidos políticos. A seis día de la celebración de las elecciones generales, según la encuesta publicada hoy por ABC, hay ocho millones de españoles que todavía no tienen claro por qué papeleta se decantarán el 28 de abril. Ciudadanos (Cs) ha preparado a conciencia los debates televisivos de RTVE y de Atresmedia, a sabiendas de que puede ser la última oportunidad de rebasar al PP y de presentarse como alternativa de gobierno frente al PSOE de Pedro Sánchez.

Fuentes de la dirección liberal manejan encuestas que les sitúan entre un dieciséis y un dieciocho por ciento en intención de voto, a solo dos puntos de los populares. «Con dos puntos de diferencia y un treinta por ciento de indecisos puede pasar de todo», señalan. Estas fuentes apuntan que para Cs es clave que haya una alta participación. Consideran que su electorado, a diferencia del de «otras ideologías», no termina de estar movilizado, por lo que ven en las dos apariciones de Albert Rivera en televisión el momento idóneo para llamar a las urnas.

Estos datos contrastan sin embargo con los del sondeo de GAD3 para ABC -el último que se publicará, ante la prohibición de publicar más encuestas de aquí a las elecciones- que relega a los de Rivera a un 13,9 por ciento de intención de voto frente al 20,1 por ciento en el que se halla el PP. Mientras a Cs le da entre 42 y 44 diputados; a Casado y a los suyos, entre 81 y 86. En efecto, con los datos de esta encuesta electoral en la mano, está más cerca el «sorpasso» de Vox a Cs que el de los liberales a los populares en la segunda posición. El PSOE, con un 31,5 por ciento en intención de voto, se dispara hasta los 134-139 escaños.

Desde la formación liberal se esfuerzan en trasladar el mensaje de que un uno por ciento más de voto a Cs puede ser determinante para la suma del centro-derecha que permita desalojar a Pedro Sánchez. Según ellos, un uno por ciento más de apoyos a Cs puede traducirse en diez escaños más, mientras que el mismo porcentaje de incremento en el PP tan solo significaría uno o dos diputados extra. Esto se debe, principalmente, a la dificultad de obtener representación en las provincias pequeñas y al baile de escaños que habrá en ellas.

Los de Rivera creen que el obtener o no escaño puede estar en una horquilla de 100-200 votos

Ahora, con la irrupción de Vox en escena, estará aún más complicado, ya que el voto está más fragmentado a la derecha del PSOE y esto beneficia a los socialistas. Desde Cs creen que en algunas provincias puede situarse en cien o doscientos votos el obtener o no escaño.

Esto explica la enorme importancia que le han dado a ambos debates desde el partido, que despejó la agenda del presidente liberal y le dejó sin actos de campaña entre el pasado sábado y mañana martes. Según desvelan fuentes de la Ejecutiva, se produjo ya el sábado por la mañana una primera reunión entre Rivera y el equipo de campaña para fijar la estrategia -que no desvelan más allá de que Sánchez es «el adversario» a batir-, y ayer hubo otras dos citas por la mañana y por la tarde.

De hecho, los liberales alquilaron ayer una pequeña nave en Madrid para recrear un plató y ensayar bajo los focos. Colocación, gestos, réplicas y contrarréplicas. El equipo de Rivera no ha dejado nada al azar y el líder de Cs ha preparado todos los escenarios posibles. Eso sí, según informan desde el partido, hoy se ha tomado el día de descanso para hacer algo de deporte por la mañana y despejarse. Hará algún repaso puntual, pero nada más. Tampoco se reunirá con miembros de su formación.

Sí lo hará mañana, cuando mantendrá un encuentro -presencial o por vídeoconferencia- con los principales responsables de la campaña para analizar el debate de RTVE y dar las últimas pinceladas al de Atresmedia.

El reto de los dos debates

En Cs ven como un reto la novedad de asumir dos debates a cuatro en días consecutivos entre los principales candidatos a presidir el gobierno, algo inédito en democracia, aunque creen que Rivera llega en buen momento y «muy bien anímicamente», en sintonía, según su postura, con la «campaña en positivo» que han preparado.

Aunque no aclaran si Rivera echará en cara a Sánchez sus tejemanejes con Rosa María Mateo, desde la dirección de Cs tachan de «absolutamente vergonzosa» la situación en la que dejó el presidente del Gobierno la semana pasada a los trabajadores de TVE, haciendo al ente público cambiar la fecha para que coincidiese con la de Atresmedia, y dejando en el aire la celebración de los debates.

Ahora, por la «mala gestión desde Moncloa», Sánchez tendrá dos debates en vez de cero, que según estiman en Cs es lo que él deseaba. La sombra de Vox, que planea sobre los platós de televisión aunque finalmente la Junta Electoral Central determinase que Santiago Abascal no podía participar en los debates si no se incluía a partidos con más representación, es alargada.

Sin foto PP, Cs y Vox

Fuentes de la Ejecutiva liberal sostienen que Sánchez trató de rehuir el debate en Atresmedia cuando se excluyó a Vox porque no obtenía la foto de PP, Cs y Vox contra él, pero vaticinan que ya se encargará el presidente del Gobierno de «traer a Vox al debate». «Representará a los independentistas y a Vox», ironizan estas fuentes.

Los liberales calculan que el cincuenta por ciento de sus votantes en las elecciones andaluzas del 2 de diciembre se decantaron por ellos en la última semana. Ahora, confían en que suceda lo mismo y den la vuelta a esos «dos puntos» que según sus datos les separan del PP de Pablo Casado.