Amazon
Amazon - Reuters

Europa investiga a Amazon por supuestas prácticas contra la competencia

La Comisión Europea ha abierto una investigación preliminar contra la multinacional estadounidense

BruselasActualizado:

La Comisión Europea (CE) ha anunciado este martes que ha abierto una investigación preliminar contra la multinacional estadounidense de la venta en internet Amazon por presuntas prácticas contrarias a la competencia.

Bruselas sospecha que la firma de Seattle, que funciona como vendedor en línea pero también ofrece su plataforma como escaparate y mercado para comerciantes independientes, recopila y utiliza «información confidencial competitiva» de estos.

«El comercio electrónico ha impulsado la competencia en el comercio minorista y ha ampliado las oportunidades de elección y reducido los precios. Debemos asegurarnos de que las grandes plataformas en línea no eliminen estos beneficios al participar en un comportamiento anticompetitivo», ha declarado en un comunicado la comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager.

Uso de datos de terceros

Por un lado, la Comisión Europea investigará los acuerdos de Amazon que permiten a la división minorista de la tienda en línea fundada por el empresario Jeff Bezos «analizar y utilizar los datos de vendedores terceros» y, en particular, si la firma estadounidense ha echando mano de esta informacióin en su faceta de vendedor, datos que ha obtenido de otros comerciantes que operan en su plataforma de manera que afecte a la competencia.

Por otro lado, Bruselas también indagará sobre el papel que desempeñan los datos de vendedores terceros a la hora de que Amazon les conceda acceso al «carrito de compra» (Buy Box) de su página web, es decir, que sus productos puedan pasar directamente a la cesta del cliente con un solo «click».

Si la Comisión Europea confirma sus sospechas, Amazon estaría violando las normas europeas sobre acuerdos anticompetitivos entre empresas y las relativas a abuso de posición dominante. Bruselas abrirá una investigación en profundidad sobre estos aspectos, si bien la Comisión Europea ha subrayado que «la apertura de un procedimiento de investigación formal no prejuzga su resultado».

La normativa comunitaria no marca unos plazos cerrados para el final de la investigación, de la que el Ejecutivo comunitario ha informado no solo a Amazon sino a otros competidores y que si encuentra elemenos fehacientes de que la plataforma violó las normas europeas podría desembocar en una multa millonaria.

De cualquier forma, Bruselas ya ha informado del procedimiento tanto a las autoridades estadounidenses competentes como a Amazon, empresa que en 2018 triplicó sus beneficios respecto al año anterior, hasta alcanzar los 10.073 millones de dólares netos, y que ha anunciado que cooperará con el Ejecutivo comunitario.