Rabiot y Casemiro durante un partido entre el PSG y el Real Madrid
Rabiot y Casemiro durante un partido entre el PSG y el Real Madrid - REUTERS
Fútbol

Rabiot puede aumentar la nómina de rebeldes del Barça

El jugador, que tiene un principio de acuerdo con el club azulgrana, quedará libre en junio tras negarse a renovar

BarcelonaActualizado:

La política de fichajes del Barcelona estos últimos años ha transitado por la cornisa de la ética, provocando el enfado de clubes e incitando a los jugadores pretendidos a declararse en rebeldía para forzar una salida que la chequera no podía exigir. Fue el caso de Neymar cuando militaba en el Santos, al que una suculenta prima de fichaje azuzó a adelantar su marcha. También el de Dembélé, que se negó a entrenarse con el Dortmund para que el club alemán se aviniera a negociar una salida, que acabó cifrándose en 145 millones de euros. Política similar a la que se intentó con Verratti aunque la tozudez del PSG y los petrodólares del jeque Nasser Al-Khelaifi abortaron un acuerdo que ya estaba cerrado. Tras arrebatarle a Malcom a la Roma cuando el brasileño ya estaba subido al avión rumbo al país transalpino, el último capítulo lleva el nombre de Adrien Rabiot, que ha rechazado la renovación con el PSG para poder negociar su salida al Barça con la carta de libertad.

El club azulgrana, al que la FIFA ya le permite negociar con el francés desde este pasado lunes, ha tratado de defenderse de las acusaciones del PSG, aunque ha reconocido públicamente que negoció con el centrocampista. «Los únicos contactos se llevaron a cabo en el mes de agosto y ahora hace una semana. En ambos casos, los contactos se produjeron con los responsables deportivos del PSG para mostrar el interés del Barcelona en el jugador Adrien Rabiot», explicó el club culé negando cualquier acuerdo con el jugador tras las críticas de Antero Henrique, director técnico de la entidad gala. Apartado del equipo francés por su decisión de no renovar, Rabiot tiene un principio de acuerdo con el Barcelona por el que percibiría unos 10 millones de euros anuales de ficha y una prima de fichaje de otros 1o millones, aunque su madre y representante está tratando de aumentar las cifras atendiendo al interés de otros clubes por fichar al talentoso y joven centrocampista galo.

Representantes polémicos

La llegada de Veronique Rabiot a entorno del Barcelona puede alterar el ecosistema de un vestuario que tiene muy claras las jerarquías. Al margen de sus continuas peticiones de aumento de sueldo para su hijo, ha tenido encontronazos con todos los estamentos técnicos y diferentes entrenadores del PSG debido a la posición en la que Adrien jugaba (exigió libertad de movimientos y el fichaje de un pivote para liberarle del trabajo defensivo) o a la gestión de sus minutos sobre el terreno de juego. Con la reciente experiencia del padre de Neymar (aún están en juicios) y la más que cercano fichaje de Rabiot, que llegaría acompañado de su madre, también planea sobre el Camp Nou el retorno de otro polémico personaje: Mino Raiola, representante de Matthijs de Ligt, defensa del Ajax pretendido por Ernesto Valverde.