Nasser Al-Khelaifi y Neymar en el Parque de los Príncipes
Nasser Al-Khelaifi y Neymar en el Parque de los Príncipes - AFP
Fútbol

El PSG abre la puerta a Neymar

Según el diario 'L'Equipe', el club parisino aceptaría una oferta «XXL». Barça, Real Madrid y Manchester United, a la espera

BarcelonaActualizado:

Apenas unas horas después de las duras palabras de Nasser Al-Khelaïfi, en las que aseguraba que a partir de ahora en el París Saint-Germain «los jugadores van a tener que asumir sus responsabilidades, y trabajar más, si no están de acuerdo, las puertas están abiertas» el diario 'L'Equipe' confirma que Neymar tiene la puerta abierta para abandonar París. «Ya no quiero ver más comportamientos de estrellas», avisaba el presidente del club galo.

El prestigioso diario deportivo francés asegura que la entidad parisina no descarta la posible salida del delantero brasileño, eso sí, siempre que presente una «oferta XXL» que compense los 222 millones de euros que pagó en su momento por él.

Su valor, tras las sucesivas lesiones y varios episodios extradeportivos, ha caído hasta los 120-150 millones de euros, pero no saldría de la capital francesa por una cantidad inferior a esa.

'L'Equipe' apunta únicamente a tres clubes capaces de seducir al brasileño y que podrían afrontar tanto su traspaso como su ficha: el Real Madrid, el Fútbol Club Barcelona, y el Manchester United.

Neymar es un viejo deseo de Florentino Pérez, que vio cómo acababa jugando en el gran rival y ganando la Champions vestido de azulgrana y ahora podría pelear por él. Si bien el interés de los blancos parece haber decaído en los últimos tiempos. La apuesta del Manchester United podría depender de la caja que haga con las ventas de jugadores como Pogba. Mientras, en Barcelona, de donde salió Neymar rumbo al multimillonario proyecto en París, sigue habiendo dudas con la conveninecia de su posible regreso.

Debate en el Barcelona

Mucho se ha especulado con la posibilidad de que Neymar regresara al Barcelona. La buena relación que tiene con el vestuario culé, sobre todo con Messi y Luis Suárez, con lo que comparte un grupo de watsap, y la indiscutible calidad que atesora en sus pies son los grandes argumentos que sus defensores han utilizado para ver con buenos ojos la vuelta del talentoso atacante cuando hace un año surgió el rumor de que se había ofrecido a regresar. No obstante, su polémica vida fuera de los terrenos de juego, sus inseparables toiss y los procesos judiciales que mantiene abiertos con el club azulgrana parecen pesar mucho entre los detractores de Neymar, que consideran que la balanza se decanta más por el peso de las acciones negativas. Eso sin olvidar la carga económica que supone fichar y mantener al futbolista brasileño. No obstante, hasta el momento, todas las partes habían negado acercamientos y el PSG se había mostrado inflexible con la salida de sus jugadores franquicia.

Las declaraciones de Nasser Al-Khelaifi esta pasada semana lo han cambiado todo. Ha abierto las puertas y ha colocado a sus estrellas en el mercado cansado de las extravagancias y el pobre resultado deportivo que han dado. El regreso a Barcelona supondría un regreso polémico tras una turbulenta primera época.

La afición azulgrana está dolida y la mayoría no vería con buenos ojos el regreso del futbolista. No gustó la forma en que se marchó al PSG, pagando su cláusula de rescisión y traicionando a una directiva que se había endeudado por él para traerlo a España. Además, entre la masa social culé tampoco ha gustado la forma de negociar del padre del crack, Neymar Sénior, que continuamente ha pedido mejoras de contrato y cláusulas en su contrato para evitar la marcha de su hijo. Es más, pactó un bono de renovación y pocas semanas después de estampar su firma, se certificó su marcha al PSG. Por este motivo hay una causa abiertas en los juzgados. Aunque los técnicos ven con buenos ojos la llegada de Neymar, la parcela económica mantiene la prudencia. Y más, después de haber desembolsado 86 millones de euros (75 fijos más once en variables) por Frenkie de Jong, tener prácticamente atado a Griezmann por los 120 millones de su cláusula de rescisión y estar peleando por la incorporación de De Ligt (75 millones aproximadamente).