Abidal, durante un partido con el Barcelona - EFE
LIGA BBVA

Detectan un tumor en el hígado a Abidal

El azulgrana, que será operado este viernes, se pierde lo que resta de temporada

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La noticia cayó como una bomba, pendiente el mundo del fútbol del espectáculo de la Champions. Para eso estaba concebido el martes europeo, que entre gol y gol dejó helado al personal con el titular que llegaba desde Barcelona. En un escueto comunicado, el Barça informó de que Eric Abidal será operado el viernes de un tumor en el hígado.

El correo del club azulgrana llegó a las 21.56 horas, aunque ya advirtieron antes a los medios desde las oficinas que estuvieran atentos a la bandeja de entrada. «Comunicado médico Eric Abidal», rezaba la nota, que informaba de la desgracia con las siguientes palabras: «Al jugador del FC Barcelona Eric Abidal le ha sido detectado un tumor en el hígado que será tratado quirúrgicamente el próximo viernes en el BarnaClínic Grup Hospital Clínic de Barcelona por el doctor Josep Fuster Obregon. Por expreso deseo del jugador, el Club pide el máximo respeto al derecho a su privacidad». De inmediato, se sucedieron las llamadas sin que trascendiera mucho más, silencioso el Barcelona porque así lo ha querido el jugador y en estado de shock el entorno, especialmente sensible porque hace sólo quince días Miki Roqué, del Betis, anunció que sufre un cáncer en la pelvis.

Abidal (31 años), uno de los más queridos en el vestuario y puesto siempre como un ejemplo por Pep Guardiola, estaba disfrutando casualmente de su mejor temporada desde que llegó al Barcelona, instalado en el lateral izquierdo y requerido como central en los últimos compromisos por exigencias del guión.

Aterrizó en el Camp Nou en el curso 2007-08, fichado para suplir a Van Bronckhorst. Con el tiempo se ha ganado a la parroquia e incluso este año se ha desquitado con la asignatura pendiente del gol.

Internacional con Francia en 55 ocasiones —fue subcampeón del Mundial de 2006—, presume de un gran palmarés con el Barça: dos Ligas, una Liga de Campeones, un Mundialito, una Supercopa de Europa, dos Supercopas de España y una Copa del Rey. Antes jugó en el Olympique de Lyon, Lille y Mónaco.