Copa América

Argentina gana sin quitarse los miedos

Vence a Qatar, se mete en cuartos, pero deja muchas dudas en torno a su juego. Lautaro y Agüero marcaron los goles

Actualizado:

Vive Argentina sumida en una eterna crisis. Instalada en una angustia infinita que no le permite encontrar el camino del éxito a pesar de contar en sus filas con Leo Messi. Lo que sería una bendición para cualquier equipo es un infierno para la albiceleste, siempre al borde del desastre. Lo evitó en el pasado Mundial de Rusia, cuando estuvo a punto de quedarse fuera en la primera fase y volvió a regatearlo ayer con un triunfo sufrido ante Qatar que le permite alcanzar los cuartos de final de la Copa América. Una clasificación que no despeja las dudas en el vestuario, donde la bisoñez de Scaloni y la falta de aplomo de los jugadores anticipan curvas en el duelo que les medirá a Venezuela el viernes por un sitio en semifinales.

Ante Qatar no valían las excusas. Tenía que ganar sí o sí la albiceleste y salió dispuesta a ponerse cuanto antes por delante. Fue un inicio en tromba. Arrollador. Con una presión alta que pilló desprevenidos a los asiáticos y que no tardó en poner en problemas a su portero. Por primera vez en el torneo, Scaloni puso de inicio a tres delanteros, sacrificando algo de control en el centro del campo. Se notó la verticalidad del equipo en el primer minuto, cuando un disparo de Messi salió rozando el palo. No se había recuperado del susto Qatar, cuando Lautaro Martínez probaba suerte con el mismo resultado que el azulgrana. Fue a la tercera cuando encontró el premio Argentina, que se aprovechó de un error garrafal de Bassam Husham para marcar. El central trató de jugar en largo un balón desde su lateral y terminó entregándoselo a Lautaro, que fusiló a placer para poner en ventaja a Argentina.

Ni siquiera el tanto sirvió para aplacar los nervios del equipo sudamericano, que dejó de achuchar a su rival para ir reculando en torno a Armani. Creció Qatar invitada por los temores de su rival y estuvo a punto de encontrar el empate en dos ocasiones. La más clara tras una falta que estrelló en el palo Bassam, que no pudo redimirse. Argentina se fue al descanso con el susto en el cuerpo, porque el triunfo le servía para estar en cuartos, pero con el empate tenía que empezar a mirar otros resultados.

Decisivo Agüero

Las noticias que llegaban del Colombia-Paraguay -con victoria de los cafeteros- allanaban el camino de la albiceleste y eso fue poco a poco serenando los ánimos en los de Scaloni. La falta de ambición de Qatar también ayudó, porque la seleccion asiática tocaba con cierta soltura en el centro del campo, pero apenas inquietaba ya la portería de Armani. Por ahí creció Argentina, que encontró en Agüero su homrbe más incisivo.

El delantero del City se estrelló en dos ocasiones con las manos de Al-Sheeb, pero no falló a la tercera. Un disparo cruzado y certero del delantero sentenció el triunfo a diez minutos del final. Victoria que metía a Argentina en cuartos y que le permitía evitar a Brasil en esa ronda, pero que deja dudas en torno a su juego. Venezuela será la encargada de medir la ansiedad de la albiceleste, que el viernes se jugará ante la vinotinto su pase a semifinales.