Fórmula 3

El imparable trayecto a la F1 de Mick Schumacher

El hijo del heptacampeón mundial triunfa en la F3, con seis triunfos en las últimas diez carreras y un espectacular triplete en Nurburgring

Actualizado:

Mick Schumacher, 19 años, sigue dando pasos de gigante para alcanzar algún día el paraíso donde su padre reinó durante años. El piloto alemán se ha colocado segundo de la Fórmula 3 europea tras un espectacular triplete en el circuito de Nurburgring, ganador tanto el sábado como en las dos carreras del domingo. Un paso más en su trayectoria ascendente en el campeonato, donde se ha impuesto en seis de las últimas diez carreras. Ya tiene a tiro el liderato del británico Daniel Ticktum, con una victoria menos que Schumacher, pero con una ventaja de tres puntos en la general.

Schumacher está en su cuarto año en los monoplazas después de un exitoso paso por el kárting, y aún está intentando lograr su primer campeonato. En la F4, su paso anterior, quedó subcampeón tanto en el campeonato alemán como en el italiano. En 2017, su primer año en la F3, lo finalizó en la duodécima posición.

Schumacher eligió correr en sus inicios con el apellido de su madre para intentar pasar desapercibido. Pero en cuanto Mick Betsch comenzó a lograr resultados de prestigio el anonimato resultó imposible. Desde 2015 corre enrolado dentro de la escudería italiana Prema, que también cuenta con un equipo en la Fórmula 2, el siguiente paso natural en la carrera de Schumacher.

Si también allí lo hace bien, nadie duda de que Schumacher tendrá un hueco de honor en la Fórmula 1. Ya hay quien sueña con verle vestido de rojo y en Ferrari, aunque para ello aún tenga mucho que demostrar. De momento, con discreción y talento sigue el camino marcado sin salirse ni una línea, lo que le augura un futuro prometedor.