Rudy no viaja a Bilbao y complica la Supercopa al Real Madrid
Rudy realiza un mate el día de su presentación - EFE
Baloncesto

Rudy no viaja a Bilbao y complica la Supercopa al Real Madrid

La baja de Rudy Fernández complica la Supercopa al Real Madrid, que se medirá a un Barcelona superior sobre el papel

MADRID Actualizado:

La ausencia de Rudy Fernández ( finalmente no viajó a Bilbao tras las pruebas que le realizaron por la mañana) marcará el primer duelo de la temporada entre Real Madrid y Barcelona. La gran estrella del conjunto blanco, flamante fichaje mientras dure el cierre patronal de la NBA, será baja por culpa de unas molestias en la espalda, lo que desequilibra un partido que ya llegaba ligeramente favorable al Barcelona.

Partiendo de la base de que ambos conjuntos han mejorado mucho respecto a su versión de la temporada pasada, los azulgrana parece que siguen un punto por encima. El hecho de llevar ya muchos años jugando juntos a las órdenes de Xavi Pascual es su primer punto a favor. La filosofía de equipo está asentada y sus jugadores más importantes la conocen de sobra. Un equipo de auténtico lujo, con Navarro como centro neurálgico y con un puñado de estrellas a su alrededor.

Más allá de los fichajes, el regreso de Pete Mickeal tras la lesión que le mantuvo apartado gran parte de la temporada el año pasado es la gran atracción barcelonista. El americano tiene aún cuerda para rato y quiere demostrar a sus detractores que no está acabado. Al contrario. Otra de las novedades del equipo de Pascual estará en la dirección. Marcelinho Huertas es el elegido para sustituir a Ricky Rubio y hacer de pareja con Víctor Sada en la manija del conjunto azulgrana, al que se ha unido también uno de los mejores exteriores de Europa, Chuck Eidson. El ex del Maccabi ha firmado 13,8 puntos por partido durante una pretemporada en la que el Barcelona no ha conocido la derrota.

Más irregular ha sido la marcha del nuevo Real Madrid de Pablo Laso, que ha perdido dos de sus cinco partidos de pretemporada. La llegada de Pocius y Carroll suponen una mejora clara y necesaria del juego exterior y son junto a Rudy las únicas caras nuevas del equipo.

La gran novedad estará, por tanto, en el puesto de base, donde Sergio Llull desempeñará una función que no es desconocida para él, pero que lleva tiempo sin ocupar de manera estable. Controlar las pérdidas de balón y aprovechar el contragolpe serán una de las armas preferidas del conjunto blanco durante esta temporada. A pesar de llevar ya varios años en el equipo, el comienzo de curso se presenta apasionante para un Novica Velickovic llamado a volver a ser protagonista tras la marcha de Etore Messina. El serbio ocupará uno de los puestos en la pintura, junto a Tomic, Mirotic, Reyes y Begic, del que también se esperan grandes cosas tras un Eurobasket prometedor.

La clave del partido de hoy (21:30 horas) estará en la capacidad blanca para controlar la fortaleza exterior azulgrana, con aleros más fuertes y con más presencia física, como Mickeal o Eidson. Por dentro, la batalla aparece más igualada, aunque la ausencia de intimidación podría poner en problemas a los madridistas. Si el Real Madrid puede correr e imponer su ritmo al partido, podría tener opciones de convertirse en finalista de una Supercopa en la que el Caja Laboral y el Bilbao Basket se jugarán la otra plaza para luchar por el título el sábado.

Derbi vasco en semifinales

Tras su gran temporada, el Bilbao Basket no se ha dormido en los laureles. El finalista de la pasada ACB afronta el reto de la Euroliga con caras nuevas, pero manteniendo el bloque le llevó a luchar por los títulos en 2011. Raúl López vuelve a la ACB para seguir mostrando su calidad en un equipo al que se ha unido uno ilustre veterano como Roger Grimau. Por dentro, quizá la posición más floja del conjunto guipuzcoano, han llegado el griego Kakiouzis y el ex madridista D’Or Fischer, que aportarán talento e intimidación a partes iguales.

Apoyados en un gran Teletovic, el Caja Laboral llega al duelo de semifinales de la Supercopa (19:00 horas) en plena reconstrucción. La marcha de hombres importantes como Barac o Marcelinho Huertas ha obligado a Ivanovic a reinventarse el equipo con muchas caras nuevas. Una, la de Pablo Prigioni, es conocida, ya que el argentino pasó gran parte de su carrera en Vitoria antes de fichar por el Real Madrid. Con él como director de juego, el Caja Laboral volverá a sus orígenes, centrado en una defensa fuerte y un ritmo lento de baloncesto. La lesión de Maciej Lampe, uno de los fichajes más sonados del verano en la ACB, provocó la llegada a Vitoria de Milko Bjelica o Kevin Seraphin, ambos llamados a ocupar la zona del Baskonia para aportar minutos de calidad.