Felipe Reyes, el mejor del partido en el Madrid - EFE
Euroliga

Nuevo golpe del Maccabi al Real Madrid

El verdugo blanco en la última Final Four volvió a vencer a los blancos a pesar del buen inicio y el partidazo de Felipe Reyes

Actualizado:
Maccabi909086Real Madrid

La quinta jornada del Top 16 de la Euroliga no era un partido más para el Real Madrid. Su viaje a Tel Aviv le pondría de nuevo frente a frente con el Maccabi, su verdugo en la última Final Four y el equipo al que más veces se ha enfrentado en Europa. El súper Clásico del continente, no era uno más. Había muchas heridas que cerrar, muchas de las cuales seguirán abiertas tras la derrota en la Mano de Elías. [ Maccabi-Real Madrid, en directo]

A pesar de la marcha de David Blatt del banquillo amarillo, poco o nada ha cambiado en el Maccabi, cuyo estilo agresivo y veloz es el mismo que en los últimos años. El campeón de Europa es un conjunto temible que ha perdido algo de calidad, pero en el que Schortsanitis sigue siendo la piedra angular.

El orondo pívot griego volvió a ser una pesadilla para los blancos, incapaces de frenarle durante buena parte del encuentro. De hecho, Sofo anotó diez puntos en sus primeros cuatro minutos de juego, en los que Reyes y Ayón asistían estériles a su exhibición bajo el aro. El pundonor del capitán, superado en defensa, sirvió para equilibrar el duelo en la otra canasta, lo que unido al acierto exterior de Llull y al dominio del rebote ofensivo le dio al Madrid la primera gran ventaja del choque (23-31) al final del primer cuarto.

Le entraba todo al Real Madrid y eso siempre es un arma de doble filo, porque relaja las defensas y lo fía todo al talento. Por ahí comenzó a remontar el Maccabi, asido al perímetro y a los triples de Márquez Haynes, que en cada envite blanco aparecía para conjugar la distancia. El gigante, para entonces, ya no era Sofo sino Reyes. 16 puntos al descanso, principal culpable de los ocho puntos con los que el Madrid se marchó a los vestuarios (46-54).

Cambió todo entonces, con un Maccabi más intenso en el que Landesberg se erigió en figura improvisada. Aún así, el Madrid parecía tener el choque controlado (59-67), pero entró en barrena. Un parcial demoledor (22-6) puso las cosas cuesta arriba para los hombres de Laso a falta de cinco minutos (81-73). Tocaba remontar, luchando contra el Maccabi… y contra la grada.

Lo intentó el Madrid de la mano de Sergio Rodríguez y de Felipe Reyes –que se convirtió en el jugador con más rebotes en la historia de la Euroliga-, pero no hubo manera ante la efectividad del Maccabi desde la línea de tiros libres y la precipitación de los blancos.