Izaskun Chinchilla en la segunda zona de la sala VIP
Izaskun Chinchilla en la segunda zona de la sala VIP - A. Bermúdez
ARCO 2016

Lujo sin elitismos sobre el mapa

Los arquitectos Andrés Jaque e Izaskun Chinchilla diseñan respectivamente los pabellones y la sala VIP de la feria

MadridActualizado:

Hay más lámparas que en el resto de ARCOmadrid, pero la luz es allí algo más tenue. El ambiente es coqueto, acogedor y en varios metros viajamos por Occidente y Oriente. La Sala VIP del 35 aniversario de la feria muestra los valores de El Corte Inglés, casa que patrocina el espacio, a través de su línea de decoración.

La sala, planteada por Izaskun Chinchilla Arquitect@s, se integra en los pabellones de la feria a la perfección, diseñados a su vez por el arquitecto Andrés Jaque. Entre los dos han pensado zonas para el descanso y la conversación, donde los puestos de comida y bebida los acompañan. Como un espejo, el Espacio Comer de Jaque está en la zona opuesta de la feria y es un encuentro gastronómico inspirado en una plaza de abastos.

Al entrar en el espacio de Chinchilla llama la atención el recibidor, que da la bienvenida al público con unos bancos y sillones señoriales. Es el primer ámbito de la sala y está inspirado en París, Dublín, Londres y Berlín. «Es una estancia pensada para pequeños descansos», explica, donde Solán de Cabras ofrece sus productos a los visitantes.

Mientras nos adentramos en la sala se multiplican los arcos lobulados orientales, que coronan zonas comunes repletas de cojines. Inspiradas en los zocos del Oriente próximo, es donde los asistentes descansan algo más de tiempo, «se reúnen e incluso cierran ventas», dice Chinchilla. De la bebida fundamental pasamos a la ginebra de G’Vine, con un estand diseñado también por la arquitecta, plenamente inserto en la sala.

La disposición de los pabellones sigue un patrón parecido. El visitante se va adentrando en las galerías de manera natural y sin interferencias, ya que el protagonismo lo tiene el arte. También lo tienen las actividades que hay alrededor: reuniones, encuentros, presentaciones y foros.

Un lounge bar preside la tercera estancia de la sala VIP, que reúne la mezcla cultural de España, al igual que ocurre en los pasillos de la feria. En uno de los lados, el estand de Cervezas Alhambra refresca a los visitantes con sus botellines verdes. Al final se encuentra el restaurante, inspirado en los motivos del lejano Oriente. «Buscamos el color y las plantas de aquella zona, y está fabricado con materiales orgánicos», explica su responsable.

La sala VIP es reutilizable, contiene materiales reciclados y va montada sobre ruedas para poder reinterpretarse de nuevo en otros espacios. De este modo, es respetuosa con el medio ambiente y representa el lujo sin elitismo. Por su parte, y conforme los visitantes avanzan, Andrés Jaque utiliza los espacios entre los pabellones para integrar más zonas en el recorrido y no desperdiciar ni un metro. Todo en ARCO 2016 es natural y sencillo.