Neil Harbisson, la primera persona en el mundo reconocida como «cyborg»
Harbisson en una fotografía de Dan Wilton - Dan Wilton/io9.com/

Neil Harbisson, la primera persona en el mundo reconocida como «cyborg»

Actualizado:

Neil Harbisson se ha convertido en la primera persona en el mundo en ser reconocida por un Gobierno como «Cyborg». Esto lo demuestra gracias a la fotografía de su pasaporte, en la que las autoridades de Reino Unido le han permitido posar con su «eyeborg», un dispositivo que va conectado a su cabeza y le permite «ver» colores.

Harbisson es un artista inglés que no puede apreciar los colores ya que nació con una condición llamada acromatopsia (o monocromatismo). Asegura que el «eyeborg» le permite procesar cierta información e identificar qué colores está viendo. Harbisson ha apuntado, según el diario «Stuff».

En 2004, su solicitud de renovación del pasaporte en Reino Unido fue rechazada debido a que ningún usuario puede llevar aparatos electrónicos en la cabeza, según la Ley. Sin embargo, recopiló una cantidad de cartas y recomendaciones médicas en las que se garantizaba que el uso de este dispositivo no era un capricho, sino que mejoraba su calidad de vida. Las autoridades han cedido y Harbisson ha podido renovar el pasaporte con una foto de él llevando el «eyeborg».

Cualquiera que se haya sacado un pasaporte sabe que hay muchos temas burocrático detrás y que el logro de Harbisson es toda una hazaña. Otras personas con dispositivos conectados como Steve Mann, el «padre de las gafas inteligentes» han sido obligado muchas veces a retirarse sus gafas para poder entrar a edificios públicos.

Con una fotografía de pasaporte Harbisson demuestra que el dispositivo es parte de su identidad, así que no debería ser obligado quitarse el «eyeborg». Una persona que intente quitarle el dispositivo a la fuerza podría ser acusada de lesión, ya que esto equivaldría a una herida en su rostro. El «eyeborg» traduce los colores en cierto tipo de ondas sonoras. El audio es transmitido a través de vibración de la parte baja de su cráneo a su oído interno y por lo tanto, Harbisson «escucha» y «siente» los colores.

Harbisson, quien vive en Barcelona (España), ha creado la Cyborg Fundation con la que pretende dar apoyo a las personas que necesitan aparatos electrónicos para hacer su vida, así como también defender sus derechos