Un iPhone en comparación con el «phablet» de Huawei
Un iPhone en comparación con el «phablet» de Huawei - AFP
CES 2013

Lo que deja el CES 2013

La feria de la electrónica, celebrada en Las Vegas, llega a su fin con numerosas presentaciones en las que se han dado a conocer las próximas tendencias

Actualizado:

Televisores con encanto, más inteligentes que nunca, monstruosas en tamaño, «tablets» también de grandes dimensiones, móviles sumergibles y robustos, en los que el reto es integrar de la mejor forma posible el binomio arquitectura-ecosistema. La feria Consumer Electronic Show (CES) de Las Vegas, en la que los grandes fabricantes han vuelto a mostrar al mundo las últimas novedades en cuanto a dispositivos móviles, televisores y dispositivos electrónicos, ha dejado las tendencias que, a partir de ahora, irán impregnando las estrategias de las compañías tecnológicas y que serán llamadas a revolucionar los hábitos de los consumidores, cada vez más conectados a internet.

Uno de los aspectos más llamativos fue el programa previsto, en el que catorce años después no fue inaugurado por un responsable de Microsoft. Cambio de tendencia. El consejero delegado de Qualcomm, compañía dedicada a tecnologías para móviles, Paul Jacobs, fue el encargado de abrir esta edición en la que dio a conocer las nuevas gamas de Snapdragon, «el chip elegido por la mayoría» de los fabricantes.

Grandes TV

Llamativos lanzamientos en los que han primado los enormes televisores con Ultra Alta Definición, UHD o 4K. Samsung, que no estuvo a la altura de otras ocasiones, explicó su kit de evolución y se metió de lleno en el terreno de las televisiones, que junto con Panasonic o LG se centraron en explicar sus nuevos desarrollos, OLED y una innovadora pantalla curvada que aseguran mejora la visualización -primer modelo de estas características-.

Precisamente, LG fue una de las compañías que más novedades presentó en el CES, donde aprovechó para mostrar su renovado catálogo de televisores, entre las que está la Google TV de tercera generación, así como novedades en el campo del control de la mano de su mando MagicControl. Samsung decidió ampliar dos de sus divisiones más importantes, LED y OLED, y también presentó la nueva tecnología UHD con resolución 4K en un televisor que llega hasta las 85 pulgadas, otro de los «monstruos» que asombraron a los asistentes.

Llega el «phablet»

La tecnología se sigue abriendo paso en los países emergentes, donde hay incluso compañías como VMK, en la República del Congo, metido en la fabricación del llamado Elikia, un dispositivo con una pantalla de 3,5 pulgadas. Mirando hacia aquellos países, DryWired, firma tecnológica con sede en Los Ángeles, distribuirá tecnología de nano-recubrimiento en Latinoamérica, Oriente Medio, África, la India y Rusia.

Ese innovador nano-recubrimiento es no tóxico, invisible y no detectable al tacto y permite prácticamente que cualquier superficie recubierta sea resistente al agua, a la corrosión y al crecimiento de bacterias. Este es el tren que no quiere perder Lenovo, primer fabricante mundial de computadoras, que dio a conocer el K900 con procesadores Intel. Pantalla de 5.5 pulgadas para celebrar el llamado «phablet», mezcla de teléfono y «tablet» que hacen de la voluminosidad su sello de identidad. O el Ascend Mate, que es el «smartphone» que tiene la pantalla más grande (por ahora) del mundo. ¿Futuro? ¿Éxito? El caso es que se ha demostrado que el tamaño sí importa si no atentos a las «tablets» de más de 20 pulgadas como las ofrecidas por este fabricante o por Panasonic.

Con el bautismo de Ubuntu Phone, que podría aparecer junto con Samsung en febrero, se suma ZTE a la fiesta de los sistemas operativos al estar trabajando en el desarrollo de un «smartphone» con Firefox Mobile OS -una de las grandes promesas para este 2013- y que se comercializará en Europa. La compañía china ha decidido aliarse con un operador europeo, todavía sin confirmar, para comenzar a distribuir el dispositivo. Precisamente, este fabricante cada vez suena más y está siendo más reconocido, gracias también en presentaciones como la del denominado «el 'smartphone' más delgado del mundo»: Grand S tiene un grosor de tan solo 6,9 milímetros.

Pero el sistema operativo que vive su época dorada y tiene visos de seguir demostrando su potencial es Android. Sigue siendo el rey, como reza la canción. Su integración se adapta a cualquier soporte hasta en el sector de los electrodomésticos, donde la compañía Dacor quiere revolucionar el mundo de la cocina con un nuevo horno que incorpora el sistema de Google. Se mostró este electrodoméstico última generación que tiene una pantalla táctil de siete pulgadas que permite, además de controlar la temperatura, jugar por ejemplo a Angry Birds mientras se cocina, entre otras funciones.

En cuanto a móviles ha habido algunas sorpresas. Sony presentó su buque insignia para la familia Xperia. El Xperia Z, que saldrá con Jelly Bean 4.1, tiene pantalla de 5 pulgadas y cámara de 13 megapíxeles. Es el nuevo «monstruo» de la compañía. También la compañía china Lenovo desplegó su nuevo catálogo de «smartphones», que verán la luz a final de enero. Son cinco nuevos modelos con diferentes versiones de Android, desde Gingerbread al recién estrenado Jelly Bean.

Pero ha sido Windows 8, que cada vez cuenta con más apoyo, el que estaba quizá en el punto de mira. Sus ventas no acaban de arrancar del todo, aunque desde Microsoft apuntan a una aceptable acogida. Huawei mostró su primer «smartphone» con este sistema operativo: el Ascend W1, un dispositivo de gama media que apuesta por una pantalla de 4 pulgadas, que vienen a acompañar a otros dos modelos presentado, aunque con Android JellyBean 4.1 (el Ascend Mate y el Ascend D2).