El Rey Felipe VI, durante su intervención en el acto de inauguración que ha presidido del IV Encuentro Internacional de Rectores Universia - EFE

Felipe VI: «Es indispensable recuperar los valores humanistas que siempre han caracterizado a la Universidad»

«Como Jefe de Estado, como universitario y como padre me importa mucho la educación superior, es de vital importancia», señaló Don Felipe en la inauguración del IV Encuentro Internacional de Rectores, que se celebra en Salamanca bajo el auspicio del Banco Santander.

SALAMANCAActualizado:

Su Majestad el Rey ha presidido la apertura del IV Encuentro Internacional de Rectores, que se celebra en Salamanca desde este lunes coincidiendo con el octavo centenario del nacimiento de su Universidad y bajo los auspicios de Santander Universidades y de Universia.

«Como Jefe de Estado, como universitario y como padre me importa mucho la educación superior, es de vital importancia», señaló Don Felipe quien además destacó a la Universidad de Salamanca, este año ocho veces centenaria, como la mejoranfitriona «para reunir a las máximas autoridades académicas» de cara a la celebración de un encuentro universitario «que es de una potencia y una tracendencia difíciles de igualar en el mundo; precisamente es lo que representa Universia y su red de cooperación universitaria iberoamericana».

En este sentido, destacó «el empeño y el compromiso del Banco Santander con la educación superior en todo el mundo; un compromiso que constituye una auténtica referencia para las empresas que aspiran a realizar una contribución real y eficaz a nuestras sociedades».

Don Felipe, además, ha recordado que es necesario «reivindicar y defender siempre la importancia y el prestigio de la universidad y prestar todo el apoyo necesario para que en el siglo XXI pueda seguir desarrollando un papel pionero en la docencia, en la investigación y en la traslación del conocimiento a la sociedad».

Pero este papel, dijo Don Felipe, «exige siempre reformas y actualizaciones». Por ejemplo, las planteados por el proceso de digitalización. «El mundo digital, efectivamente, obliga, a reorientar la visión de la educación superior», pero poniendo la mirada en la recuperación y fomento de los «valores humanistas que siempre han caracterizado a la Universidad para poder afrontar, de un modo solvente y acertado, todos esos desafíos».

«Como si fuera el primer día»

En la apertura también ha participado el presidente de la República de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa quien aseguró que «tenemos que hacer las cosas como si fuera el primer día. Como constructores de educación, de igualdad, de paz de solidaridad y justicia».

También ha asegurado que «la universidad está ligada a la sociedad y si queremos una sociedad 4.0, debemos tener también una universidad de la misma manera».

Por su parte, la presidenta del Banco Santander y de Universia, Ana Botín, recordó que Universidad de Salamanca es pionera de valores que siguen definiéndonos como la innovación y la globalidad. Además, recordó que cada generación «reescribe el contrato social que regula las relaciones entre la universidad y la sociedad a la que sirve y que incluye las contribuciones a la docencia, a la investigación, a la innovación y al emprendimiento».

«Enseñar a aprender»

Planteó, además, el desafío que considera tienen las universidades para lograr mantener el interés de los adultos en la educación, para formar en empleos que aún no existen y buscar, también, la forma de que la educación no se limite solamente a lo que se aprende desde que se empieza hasta que se acaba la carrera. Para ello, señaló Botín, «una de las funciones de la educación universitaria debe ser enseñar a aprender, es decir, ofrecer las herramientas que permitan al estudiante de hoy desarrollar nuevas habilidades y competencias que necesite en el futuro».

Botín se mostró convencida de que «la educación no es todo, pero es casi todo. La educación nos transforma: personalmente, emocionalmente, culturalmente y, por supuesto, económicamente». Además, señaló que es clave «para poder construir sociedades más inclusivas, prósperas y resilientes».

Repitió una idea que jamás falta en sus discursos: la importancia de la tecnología. Aseguró, en este sentido, que la revolución digital «es un poderoso motor de cambio económico, social, político y cultural».

También enfatizó el valor de la universidad para formar ciudadanos globales, evitando visiones localistas y endogámicas. Pero el papel de la educación y de la universidad no debe olvidar, a su juicio, «a los sectores menos favorecidos de nuestras sociedades».

El Rey Felipe VI (7i) y el presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa (6i), junto al rector de la Universidad de Salamanca, Ricardo Rivero (3d) la presidenta del Banco Santander, Ana Botín (6d), la secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan (5d), el presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera (5i), el ministro de Educación y portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo (4i), la presidenta de las Cortes de Castilla y León, Silvia Clemente (3i), el expresidente del Gobierno, Felipe González (2d), entre otros
El Rey Felipe VI (7i) y el presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa (6i), junto al rector de la Universidad de Salamanca, Ricardo Rivero (3d) la presidenta del Banco Santander, Ana Botín (6d), la secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan (5d), el presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera (5i), el ministro de Educación y portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo (4i), la presidenta de las Cortes de Castilla y León, Silvia Clemente (3i), el expresidente del Gobierno, Felipe González (2d), entre otros - EFE

En la inauguración también intervino Alberto Edgardo Barbieri, rector de la Universidad de Buenos Aires: «No existe ningún ejemplo de desarrollo social o económico donde la Universidad no haya sido un eje central. Invito a todos los rectores y rectoras para que logremos que las universidades iberoamerianas sean claves en el desarrollo de sociedades justas e inclusivas».

Por su parte, Ángel Gurría, secretario general de la OCDE, criticó que un alto porcentaje de los alumnos se gradúa pero luego se encuentra con escasas posibilidades laborales.

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, recordó que la educación escolar de su comunidad se sitúa, de acuerdo a los sucesivos informes PISA «como la mejor de España en término de calidad y equidad». Además, señaló que en su educación superior «cuenta con algunas de las universidades de más tradición y prstigio de Europa y el mundo».

«En Castilla y León tenemos la experiencia de iniciativas concretas de homologación de estudios y títulos, de intercambio de profesorado y movilidad de estudiantes, que están resultando muy positivas. Algunas de ellas, con el patrocini del Banco Santander como unas becas de movilidad internacional que han hecho posibles tesis doctorales desarrolladas en régimne de co-tutela, y en algunos casos han dado lugar a la presentación de nuevas patentes».

El IV encuentro de rectores, que se prolongará desde este lunes hasta mañana pondrá el foco en tres ejes estratégicos presididos por los principios de actuación, el compromiso con el futuro y el servicio a la sociedad.