Sociedad

Sociedad

Una copa de vino al día, el mejor
protector frente a la depresión

Día 30/08/2013 - 11.03h
Temas relacionados

La clave está en los elementos no alcohólicos, como el resveratrol

Para preservar nuestra salud mental un grupo de investigadores españoles recomienda beber un vaso de vino al día. Pero, matizan, solo aquellos que son bebedores; los abstemios, señala Miguel A. Martínez-González, director de este trabajo y catedrático de la Universidad de Navarra, «mejor que sigan sin tomar alcohol, porque no debemos olvidar que también tiene efectos perjudiciales».

La recomendación de beber un vaso de vino al día, más concretamente entre 2 y 7 copas de vino por semana, surge de los resultados del seguimiento de 5.505 personas, que forman parte del Estudio Predimed, durante 7 años, llevado a cabo para determinar la relación entre el consumo de alcohol -sobre todo vino- y la incidencia de depresión. (El Estudio Predimed -PREvención con DIeta MEDiterránea- es el de mayor envergadura que se ha realizado sobre nutrición en España y cuyo objetivo es evaluar los efectos de la Dieta Mediterránea en la prevención primaria de la enfermedades crónicas; en él participan 7.447 voluntarios).

Explica Martínez-González que únicamente estudiaron a aquellos voluntarios que, al inicio del estudio, nunca habían padecido una depresión ni habían tenido problemas relacionados con el consumo de alcohol. Y, destaca, «es uno de los pocos trabajos en el que se ha medido repetidamente, una vez cada año, el consumo de alcohol de los participantes».

Patrón mediterráneo

Los resultados, que se publican en BMC Medicine, muestran que las personas que bebían cantidades moderadas de vino eran menos propensos a sufrir de depresión. En concreto, detalla el investigador español, las tasas más bajas de depresión se observaron en el grupo de individuos que bebían entre 2 y 7 copas de vino a la semana. «Y -matiza-, el consumo de vino siempre se hacía dentro de un patrón mediterráneo, que se basa en pequeñas cantidades diarias y no como hacen ahora los más jóvenes. Si no bebe, no tiene porque empezar ahora», añade.

Función antiinflamatoria y antioxidante

La relación del vino y su papel protector frente a enfermedades cardiovasculares es algo que ya se ha demostrado profusamente a través de múltiples estudios, entre ellos el Predimed. Lo que ahora se ha visto, señala a ABC Martínez-González, es que determinadas cantidades de consumo de alcohol «podrían ejercer cierta protección frente a la depresión de una manera similar a lo observado en la enfermedad cardíaca» y añade: «Se cree que la depresión y la enfermedad cardiovascular comparten mecanismos comunes».

Además, añade el investigador, estudios previos han sugerido que los compuestos no alcohólicos del vino, como el resveratrol y otros polifenoles, pueden tener efectos protectores sobre ciertas áreas del cerebro, por su función antiinflamatoria y antioxidante. «Y eso -comenta- es en lo que estamos trabajando: en el deterioro cognitivo, en la salud mental. Aunque de momento solamente podemos confirmar el papel protector en la depresión».

Este papel protector del alcohol, especialmente del vino tinto, blanco y en menor medida la cerveza, podría explicar las diferencias en la incidencia de depresión entre los países europeos, con niveles más bajos como en España, Italia o Grecia y mayores en los países del norte de Europa.

En cualquier caso, concluye, «en un tema tan delicado, no se trata de recomendar el consumo de alcohol a los que no beben, pero sí de aconsejar a los que lo hacen que lo hagan dentro del patrón de la dieta mediterránea».

Compartir

  • Compartir

Temas relacionados
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Lo último...

Lento despertar ante el peligro

El zar del siglo XXI goza aún del apoyo de una población alimentada con propaganda y desinformación

El tiempo...

Últimos vídeos

El FBI libera a 105 menores víctimas de explotación...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.