C. Valenciana / cultura

Miguel Hernández, el poeta que no cesa

Día 07/12/2012 - 04.15h
Temas relacionados

En 2013 se espera la publicación de nuevo material y la creación de la fundación de Miguel Hernández en Quesada (Jaén), donde la familia ha trasladado el legado

El año 2013 marcará el inicio de una nueva etapa para el legado de Miguel Hernández, que después de varios años de conversaciones (y disensiones) entre los herederos del poeta y el Ayuntamiento de Elche, acabará constituido en una nueva fundación con sede en la población jienense de Quesada, tierra natal de Josefina Manresa, esposa de Hernández.

La crisis económica fue la causa esgrimida por el gobierno municipal de Elche (PP) para rescindir unilateralmente el convenio de cesión por veinte años que el anterior equipo socialista había suscrito con la familia, y que suponía una dotación anual de 150.000 euros para la difusión cultural de la obra, la publicación de material y la creación de un museo. Los herederos del poeta afirmaron entonces que la verdadera razón de esta decisión era ideológica, asegurando que ese canon -que incluye también una partida para la familia- no tendría por qué ser sufragado con los impuestos de los ilicitanos, sino con la ayuda de empresas privadas, organismos públicos y los derechos generados por el propio legado literario.

Para José Luis Ferri, biógrafo de Hernández, el destino final del legado tiene una importancia relativa, «porque lo verdaderamente relevante es su obra, que ya está publicada en su totalidad». Según Ferri, de los 5.000 manuscritos que conforman el legado, «sólo queda por sacar a la luz la correspondencia entre Vicente Alexandre y Josefina, que iba a publicarse con motivo del centenario del nacimiento del poeta hace dos años, pero que al final no se hizo». «Siempre es posible que aparezca algún poema manuscrito que Hernández pudiera escribir a un niño enfermo en Extremadura o cosas así, pero aparte de eso, ya se conoce todo», asegura este experto.

La herencia del autor

Según el calendario que maneja la familia, entre enero y febrero debería constituirse la Fundación que gestionará la herencia del autor de «El rayo que no cesa», formado por manuscritos, correspondencia, dibujos y algunos objetos personales, como por ejemplo los juguetes que construyó para su hijo, su máquina de escribir o la lecheras en las que Josefina sacaba poemas de la cárcel cuando iba a visitarlo. Los bajos del Museo Zabaleta de Quesada alojarán una selección de este material, dividiéndolo en varias secciones temáticas en las que se distinguirá al poeta pastor, del poeta enamorado y el poeta soldado, así como su relación con esta población de Jaén. El Instituto de Estudios Giennenses será el encargado de conservar los originales de los escritos, a los que tendrán acceso los investigadores. En principio, la exposición sólo albergará facsímiles de las obras más importantes.

Compartir

  • Compartir

Temas relacionados
publicidad
Comentarios:
Últimos vídeos

Abogados dicen que al maquinista le podrían caer 7...

Lo último...

Hemeroteca

La portada de...

Un día en tu vida:

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.