Internacional

Alberto Fujimori purga 25 años en la cárcel por corrupción y crímenes de lesa humanidad

Si bien su hija ha pedido el indulto para su padre en varias ocasiones, ha prometido que si llega al poder no le liberará

Alberto Fujimori, a su llegada al juicio, el 7 de abril de 2009, en el que se le sentenció a 25 años por asesinato y secuestro
Alberto Fujimori, a su llegada al juicio, el 7 de abril de 2009, en el que se le sentenció a 25 años por asesinato y secuestro - AFP
PAO UGAZ Corresponsal En Lima - Actualizado: Guardado en: Internacional

El expresidente Alberto Fujimori (de 78 años) está preso en una cárcel al noroeste de Lima purgando una condena de 25 años por corrupción, secuestro y crímenes de lesa humanidad, con responsabilidad penal en los delitos de asesinato con alevosía tras ser declarado responsable intelectual de las matanzas de Barrios Altos y de la Universidad La Cantuta, en 1992, realizadas por la unidad militar bautizada como el grupo Colina. También fue condenado por el secuestro del periodista Gustavo Gorriti, director de IDL-Reporteros y del empresario, Samuel Dyer.

En el año 2000, Fujimori renunció a la presidencia por fax desde Tokio, lugar desde el que viajó en noviembre de 2005 en un avión privado a Chile donde fue inmediatamente detenido. Tras un proceso de extradición, la Corte Suprema de Chile aprobó su extradición a Perú en 2007.

Antes de la condena de 25 años, Fujimori fue declarado culpable por el ilegal allanamiento de morada en la casa de Trinidad Becerra, exesposa de Vladimiro Montesinos de donde retiró material audiovisual que presuntamente lo inculpaba en actos de corrupción. Por esta falta fue condenado a seis años de privación de libertad.

Una cárcel propia

Fujimori recibió su tercera condena en julio de 2009, a siete años y medio de cárcel tras ser encontrado culpable de hurto del erario público y falsificación de documentos.

La cárcel de Fujimori, ubicada en la antigua hacienda de Barbadillo, fue construida exclusivamente para él. Cuenta con 800 metros cuadrados de extensión y tiene una cocina bien equipada, un dormitorio con cama clínica, un taller de pintura y escultura, sala para visitas, un huerto y un cuarto para atención médica.

Desde que ingresó al penal en Barbadillo, Keiko Fujimori ha pedido a los presidentes Alan García y Ollanta Humala, respectivamente, que indulten a su padre; al tiempo que ha prometido que de llegar al poder no liberará a su papá que tiene 78 años de edad.

Toda la actualidad en portada

comentarios