«Decían que Corea del Norte no podría enriquecer uranio y se colapsaría, fallaron»
Alejandro Cao de Benós (derecha) con un soldado norcoreano en la «Zona Desmilitarizada» - pablo m. díez

«Decían que Corea del Norte no podría enriquecer uranio y se colapsaría, fallaron»

Actualizado:

En esta ocasión Corea del Sur y sus aliados estadounidenses se han tomado muy en serio las amenazas provenientes del Norte. El régimen que lidera Kim Jong-un ha dado por concluido el armisticio que puso fin en 1953 a la guerra entre las dos mitades de la Península. De estallar otra, tendría consecuencias apocalípticas: la dictadura comunista asegura que sus misiles nucleares podrían convertir Seúl y Washington en un «mar de fuego».

Para conocer el punto de vista de la República Popular Democrática de Corea (RPDC) respecto de la actual escalada de tensión ABC.es ha entrevistado a Alejandro Cao de Benós, aristócrata catalán y «embajador internacional» del hermético país. El tarraconense nacionalizado norcoreano, que responde desde Pyongyang, fue condecorado varias veces por el difunto Kim Jong-il y es miembro de honor del todopoderoso Partido del Trabajo de Corea (PTC) y de su Ejército Popular, por lo tanto, sabe de lo que habla.

Corea del Norte ha aconsejado a los extranjeros residentes en el Sur que abandonen el país, y ha prohibido a los surcoreanos la entrada en el polígono industrial de Kaesong, único ejemplo de cooperación entre las dos repúblicas. ¿Ya ha decidido atacar al Sur y sus aliados?

La RPD de Corea no va a iniciar ningún ataque contra el Sur. El ejército está en alerta máxima para responder frente a cualquier amenaza de los Estados Unidos, que se encuentran realizando maniobras militares con arsenal nuclear en la misma frontera. El hecho de que las provocaciones se produzcan justo en la zona de división podría iniciar el conflicto. Incluso si Estados Unidos no pretendiera iniciar una invasión directa, un error técnico que golpeara territorio soberano de la RPDC podría escalar muy rápidamente.

Por otra parte, la suspensión de la actividad de Kaesong se produce tras advertir públicamente a Corea del Sur de que si continuaba usando dicho proyecto para insultar la dignidad de la República se tomarían medidas en ese sentido. Así, después de que vociferase que la posición militar no era seria y que el Norte mantenía abierto Kaesong para su propio beneficio, se ha procedido a la suspensión temporal. Si la situación continúa, el parque industrial se podría nacionalizar.

  • «No deseamos la guerra, pero nunca mendigaremos la paz»
Pyongyang ha dado por concluido el armisticio que puso fin a la guerra de Corea. ¿No es una apuesta arriesgada que, pase lo que pase ahora, dificultará en el futuro el acuerdo para la paz definitiva y la unión de las dos coreas?

El armisticio de 1953 es apenas papel mojado, ya que Estados Unidos lo ha incumplido de forma regular, incluyendo el foco principal del conflicto: la Línea Marítima Norte [que separa a las dos coreas en el mar Amarillo], trazada de forma unilateral por los norteamericanos y que nunca se aprobó en dicho tratado.

En cualquier caso, todos los pasos que toma el Gobierno de la RPD de Corea son en justa respuesta a las sanciones y presiones económicas y militares. La hipocresía, la política de doble rasero y presión jamás funcionará. Mientras el Norte es sancionado por lanzar un satélite artificial, el Sur es aplaudido. Tras las sanciones por el satélite, la respuesta fue la tercera prueba nuclear subterránea, y tras las sanciones por la prueba nuclear, la respuesta fue la anulación de las conversaciones a seis bandas. Frente a las maniobras de provocación de Corea del Sur y Estados Unidos, se anula el armisticio. Como puede ver, la RPDC actuará como un espejo. El país está listo tanto para la paz como para la guerra pero, en cualquier caso, jamás renunciará a su soberanía. No se puede pretender que el Norte se siente en una mesa cuando están disparando a su puerta. Corea del Norte pone como condición para la distensión el cese de las maniobras militares en el paralelo 38.

El Norte ha advertido de que «la Península Coreana se dirige hacia una guerra termonuclear» en la que recurriría a un «ataque nuclear diversificado». ¿Cree que es lícito emplear este tipo de armamento?

Estados Unidos almacena más de 6.000 ojivas y es el único que lo ha utilizado de forma impune contra Japón o Irak. Ahora mismo hay más de 200 misiles nucleares en los portaaviones y submarinos que realizan las maniobras conjuntas [entre EE.UU. y Corea del Sur] en la frontera hasta final de mes. Por lo tanto, la RPDC no se va a quedar de brazos cruzados ante esa situación y respondería con las mismas cartas.

Kim Jong-un ordenó a la industria armamentística del país que incrementase su producción «para asegurar un rápido ataque preventivo»...

El Norte sólo actuaría ante un ataque previo. Cuando se habla de «preventivo» se quiere decir que si Estados Unidos atacase desde Corea del Sur, aunque no lo hiciese desde Guam u Okinawa, anularíamos también dichas bases militares.

También han amenazado con atacar «sin compasión» y convertir Seúl y Washington en un «mar de fuego». De producirse el ataque del Norte, ¿sería indiscriminado?, ¿tendría también como objetivo a la población civil?

No, se centraría en las bases militares de Estados Unidos, en primer lugar las de la zona Asia-Pacífico. Tras las bases en Corea del Sur, Guam, Okinawa y Hawaii, se procedería con otras de importancia en el territorio continental de Estados Unidos, especialmente las de la Fuerza Aérea. La RPDC podría golpear también a cualquier país que participara en la invasión.

Algunas fuentes -Federation of American Scientists, Global Security, Center for Nonproliferation Studies- aseguran que ninguno de los misiles del Norte podría alcanzar territorio estadounidense, ni siquiera la base de Guam, y que sólo podría hacerlo el Taepodong 2, aún en desarrollo. ¿Qué puede decir al respecto?

Que es falso, porque la tecnología de cohete que se utiliza para poner satélites en órbita -ya hemos lanzado tres- es muy similar a la de los misiles intercontinentales. También decían que Corea del Norte no era capaz de enriquecer uranio, o que su sistema se colapsaría, y todos fallaron en sus análisis porque partían de la total ignorancia.

  • «Corea del Norte golpeará a cualquier país que participe en la invasión»
¿Es cierto que, pese a tener el doble de aviones de combate y tanques que el Sur, el Norte no dispone del suficiente combustible para hacerlos funcionar?

Es falso. De lo contrarío, Estados unidos ya habría atacado desde 1994, cuando Bill Clinton preparó el ataque preventivo contra Yongbyon [localidad en la que se encuentra la principal instalación nuclear de Corea del Norte].

¿No fue el Norte quien inició la actual escalada de tensión cuando el año pasado lanzó cohetes de largo alcance y el pasado 12 de febrero realizó un ensayo nuclear?

La RPD no va a permitir que Estados Unidos manipule a las Naciones Unidas para justificar su imperialismo. Por lo tanto, rechaza las sanciones injustas que impiden el desarrollo económico. El satélite civil artificial que lanzamos el año pasado permitirá detectar inundaciones y explotar los recursos minerales. Por cierto, en Irak todavía se siguen buscando las armas de destrucción masiva que fueron la excusa para la invasión y destrucción de su cultura y su pueblo.

Algunos expertos creen que lo único que persigue Pyongyang con sus amenazas es mantener «prietas las filas» en el país, consolidar el liderazgo de Kim Jong-un y obtener del exterior petróleo y alimentos...

Mientras sigan diciendo tonterías, cada vez nos acercaremos más al conflicto real. Estados Unidos creerá que la actual tensión se debe a un «problema interno» de la RPDC, seguirá su provocación y la mecha se encenderá. Recordemos el incidente de 2010 en la isla de Yongphyon, donde se destruyó una base de artillería surcoreana que disparó sobre aguas del Norte. Ahora la situación es más peligrosa, dado que no hay vías de comunicación que puedan atenuarla.

¿Qué opina de las noticias que aseguran que China -gran aliada de Corea del Norte- está «cansada» del belicismo de Kim Jong-un?

China mira por sus propios intereses. Por una parte aprueba las sanciones y por otra acaba de inyectar 600 millones de dólares en la nueva zona industrial conjunta de Hwangumphyong, en la frontera con la RPDC.

¿Y qué le parece que Fidel Castro haya pedido a Corea del Norte que «cumpla con sus deberes con los países que han sido sus grandes amigos» y evite la guerra a toda costa?

Me parece muy bien. El Norte no desea la guerra, pero nunca mendigará la paz. El inicio o no del conflicto está exclusivamente en manos de Estados Unidos. Si no quieren que haya problemas, que muevan sus maniobras 300 kilómetros hacia el sur, y que no disparen en la misma frontera.