Patricia Ramírez (d), y Ángel Cruz (i), padres de Gabriel, y la pareja del padre (c), que le abraza en un acto en apoyo a los familiares del niño - EFE / Vídeo: Así fueron los 12 días sin noticias de Gabriel

Las claves del caso de la desaparición del niño Gabriel Cruz

El menor de 8 años desapareció el pasado 27 de febrero de camino a la casa de sus abuelos y su cadáver ha sido encontrado este domingo en el maletero del coche de la pareja de su padre

MADRIDActualizado:

Doce días han pasado desde la desaparición de Gabriel Cruz, el niño del que se perdía la pista el pasado 27 de febrero en Níjar (Almería) y que finalmente era encontrado este domingo en el maletero de un coche conducido por la pareja del padre del niño. Estas son las claves que han llevado a la Guardia Civil a la detención.

¿Qué le sucedió a Gabriel?

La pista de Gabriel Cruz se pierde a las tres y media de la tarde del 27 de febrero, cuando el pequeño, de 8 años de edad, se dirigía a jugar con su primo después de comer en la casa de su abuela, situada en Hortichuelas, en pleno parque Natural de Cabo de Gata-Níjar. El camino que separa ambas construcciones solo cuenta con 100 escasos metros.

Los padres se percataron de la ausencia de Gabriel a las seis de la tarde y denunciaron los hechos a las ocho. Estaban convencidos de que llegó hasta la casa de sus primos y no se explican que se haya perdido el rastro del niño en un recorrido que, normalmente, hace corriendo y para el que no tarda «más de 30 segundos», explicó la madre de Gabriel.

¿Cuál fue la reacción de los padres?

A pesar de que llevaban años separados, los padres de Gabriel se unieron en la búsqueda de su hijo. El pasado sábado, miles de personas acudieron a la concentración en la capital almeriense para reclamar el regreso a casa del menor, ya que la madre estaba convencida de que seguía vivo. «Espero que nos volvamos a ver aquí, pero con Gabriel», afirmó Patricia Ramírez, madre del desaparecido.

El llamamiento se trasladó rápidamente a las redes sociales, donde miles de «pescaitos», el símbolo que escogió Patricia para representar a su hijo, amante de los peces, llenaron las plataformas digitales al grito de «todos somos Gabriel». Personalidades de la talla de Penélope Cruz, Eva González, Hugo Silva, Roberto Leal, Adriana Ugarte, David Bustamante, Miguel Ángel Silvestre, Paula Echevarría, Mario Casas, Ivonne Reyes, Amelia Bono, Manu Tenorio y Miguel Poveda compartieron la imagen del pequeño para agilizar una búsqueda, que involucró a más de doscientos efectivos.

¿Quiénes eran los sospechosos?

La investigación de la Guardia Civil planteó varias líneas. Por un lado, el viernes 2 de marzo, el Ministerio de Interior anunció la detención de un hombre por quebrantar la orden de alejamiento de la madre de Gabriel Cruz. Un día después, el juez ordenó su ingreso en prisión, y fuentes de la investigación analizaron si estaba relacionado con la desaparición del niño, siendo interrogado dos veces. La propia Patricia Ramírez aclaraba días después que esta persona había sido descartada «al 100%» como sospechosa de la desaparición del niño.

La pareja del padre, Ana Julia, también fue investigada por la Guardia Civil como una de las posibles sospechosas. La mujer, de 35 años y nacida en República Dominicana, estuvo presente en los momentos claves de la desaparición. Ella fue quien vistió a Gabriel la mañana de su desaparición. También se encontraba con la abuela del niño la tarde que desapareció. Además, encontró la camiseta blanca que luego se demostró, portaba el ADN del niño, en una zona que había sido previamente rastreada. En los últimos días, Ana Julia centró la atención de la Guardia Civil, que concluía con su detención este domingo tras encontrarla moviendo el cadáver del menor.

¿Qué pistas tenía la Guardia Civil?

La pista más importante hasta este domingo era el hallazgo, precisamente, de la camiseta de Gabriel por parte de Ana Julia en el Barranco de Las Agüillas, un lugar de difícil acceso. La camiseta estaba seca y completamente limpia, salvo por una mancha de barro que resultó sospechosa, puesto que parecía que estaba puesta ahí a propósito.

La mujer había dicho que se encontró la prenda de forma casual y que ella misma había vestido al niño la mañana del día de su desaparición. Incluso sufrió un pequeño accidente cuando intentaba acceder al terreno causa de diversas heridas en cadera y un tobillo. El hallazgo pudo levantar de nuevo las sospechas de la Guardia Civil, ya que la zona había sido rastreada con anterioridad.

¿Qué hechos señalan a Ana Julia?

La pareja del padre de Gabriel Cruz está presente en los principales momentos en la desaparición del niño: en la mañana de los hechos, cuando le vistió; la tarde que fue visto por última vez tras salir de casa de su abuela; y el hallazgo de la pista más importante, la camiseta blanca con el ADN del menor.

Esta cronología es clave, ya que al ser interrogada acerca de la ropa que el niño llevaba ese día, Ana Julia dijo que vestía un pantalón negro y una chaqueta roja. No se refirió a la camiseta blanca en un primer momento, aunque en el momento de su hallazgo, insistió en que podría pertenecer a Gabriel -aunque la madre del pequeño no tenía constancia de que llevase esa camiseta el día de su desaparición-.

¿Cuál ha sido el desenlace?

Este domingo, doce días después de la desaparición de Gabriel, la Guardia Civil detenía a Ana Julia tras ser seguida de cerca durante el fin de semana. La habrían interceptado cuando trasladaba el cuerpo sin vida del niño en el maletero del coche en una zona próxima a Níjar, según han confirmado fuentes del Ministerio de Interior.

A pesar de la situación, la pareja del padre gritaba afirmando que no era la culpable del hecho en el momento de su detención.