Pedro Sánchez, líder del PSOE
Pedro Sánchez, líder del PSOE - Ernesto Agudo

Pedro Sánchez ubica a Ciudadanos en la «derecha civilizada»

El líder del PSOE critica a Rajoy por «cortar todas las vías de diálogo y de consenso con el resto de fuerzas políticas»

Actualizado:

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha asegurado este martes que la irrupción de Ciudadanos en el panorama político es una «buena noticia» porque se trata de una «derecha civilizada con la que se puede hablar».

Sánchez, en declaraciones a TVE, ha valorado el papel que puede representar la formación que lidera Albert Rivera frente a un PP cuya actitud ante la corrupción que le afecta le «inhabilita para ser el partido que trate de forjar nuevos acuerdos».

«Damos la bienvenida a que haya una nueva derecha, civilizada, pero derecha al fin y al cabo», ha valorado el líder socialista sobre Ciudadanos.

No obstante, frente al «proyecto socialdemócrata» que encarna el PSOE, Sánchez ha resaltado su discrepancia con algunas posturas de Ciudadanos, como que esté en contra de dar cobertura sanitaria a los inmigrantes irregulares o que se abstuviera en Cataluña ante la reforma de la ley del aborto del anterior ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón.

Sobre Podemos, Sánchez le ha emplazado a definirse si «es de izquierda o de derecha», aunque también le ha dado la bienvenida por su entrada en el Parlamento andaluz al reflejar la pluralidad de la sociedad. «Ahora tienen que estar a la altura y proponer soluciones», le ha pedido al partido de Pablo Iglesias.

Ante el empuje de Podemos y Ciudadanos, Sánchez ha opinado que el PSOE es «percibido ahora mismo por gran parte del electorado como la única alternativa de la izquierda capaz de ganar al PP». Ha reiterado que la victoria del PSOE en Andalucía es de Susana Díaz, del socialismo andaluz y también del socialismo español.

Preguntado si en las comunidades autónomas y en los municipios debería gobernar el partido más votado, como postula el PP, Sánchez ha dicho que más que esta premisa, la prioridad debe ser la regeneración democrática.

A su juicio, el PP «ha cortado todas las vías de diálogo y de consenso» con el resto de partidos y su actitud ante los casos de corrupción que le rodean le «inhabilita para ser el partido que trate de forjar nuevos acuerdos».