La Casa Natal de Picasso revive sus bohemios años en Montmartre
Una imagen del Montmartre de la época en la que estuvo allí Picasso - ABC

La Casa Natal de Picasso revive sus bohemios años en Montmartre

Actualizado:

Una exposición en la Casa Natal de Picasso en Málaga recupera el marco cotidiano que el pintor tuvo en el barrio parisino de Montmartre, a través de fotografías inéditas de Paul Coutellier, libros, postales, folletos de circos y teatros, dibujos y grabados de Picasso. La exposición «El Montmartre que vio Picasso» cuenta con fondos procedentes del matrimonio formado por José Luis Rodríguez Flor y Beatriz Trueba, investigadores, coleccionistas y comisarios de la muestra, así como con dibujos y grabados de Picasso propiedad de su Casa Natal.

A través de estas piezas, entre las que destaca el conjunto de fotografías inéditas tomadas por P. Coutellier entre 1890 y 1905, el visitante realiza un viaje en el tiempo al París de entre siglos. El recorrido se acompaña de textos explicativos y la música también tiene su espacio para ambientar la muestra ya que en las salas suenan viejas grabaciones de Aristide Bruant, el mítico cantante de Montmartre amigo de Toulouse-Lautrec, que lo inmortalizó en algunas de sus obras.

«Las señoritas de Aviñón»

Como testimonio de la actividad de Picasso en Montmartre, la fundación añade ocho piezas de su colección. Así, se exhiben los cinco grabados de la «Suite de los Saltimbanquis», adquiridos por la Fundación Málaga y depositados en la Fundación Picasso. Esta colección de aguafuertes y puntas secas fue realizada entre el verano de 1904 y el de 1905, en el momento de transición entre las épocas azul y rosa de Picasso y, por lo tanto, combina, con una altísima calidad técnica, los temas y figuras de ambas épocas. Entre las piezas expuestas se encuentra el célebre grabado «El almuerzo frugal».

Además, se muestran tres dibujos realizados por Picasso en su estudio del Bateau Lavoir de Montmartre, en los que, tras los estilos rosa y azul con los que comenzó su vivencia parisina, da inicio al cubismo. Pertenecen al cuaderno nº 7 de dibujos preparatorios para «Las señoritas de Aviñón». Realizado en su estudio de Montmartre, es uno de los 16 cuadernos y varios bocetos individuales que Picasso realizó como trabajo preparatorio para su celebérrimo lienzo, propiedad del MoMA. Completan la exposición fotografías, documentos y libros, entre los que se incluye uno con un dibujo realizado a plumilla por Max Jacob, compañero de Picasso de estos años heroicos.

Una leyenda

Cuando en 1904 Picasso fija su residencia de forma definitiva en París, se instala en Montmartre, pequeño barrio elevado sobre una colina que ofrecía grandes posibilidades para pintores, músicos y poetas. Un lugar lleno de huertos y viñas que recordaba su origen campesino. Ofrecía buenos precios de alquileres de estudios debido a que las reformas urbanísticas no habían llegado hasta allí. Este barrio es toda una leyenda para los amantes del arte. Allí nació «Las señoritas de Aviñón» y con ellas el cubismo. Todo empezó en Montmartre y, como el propio Picasso dijo: «Solo en Montmartre fui feliz, allí era un pintor y no un bicho raro». En aquel barrio mítico también residieron los pintores Santiago Rusiñol, Ramón Casas, Georges Braque, Juan Gris, Modigliani, Renoir, Toulouse-Lautrec, Degas, Maurice Utrillo, junto a poetas como Max Jacob, Pierre Reverdy o Guillaume Apollinaire.