Cultural

Cultural / qué hay de nuevo

«La web puede ser un espacio muy físico»

Columpio nació como galería «tradicional» dedicada al dibujo para cerrar sus puertas y transformarse en un proyecto desde Internet que renace en los lugares más insospechados

Día 08/10/2012 - 17.37h
ángel navarrete

Compartir

Estamos en Madrid, pero en el de hace cinco años. Calle Torrecilla del Leal, número 7. En el espacio de lo que había sido un pequeño comercio, Susana Bañuelos (Burgos, 1975), encuentra, entre los enseres olvidados, un pequeño columpio. Lo rescata y lo cuelga en el escaparate. Desde ese momento, el dinamismo de ese frágil juguete abandonado nomina e inunda el ámbito circundante, que pasa a convertirse en una galería nada convencional dedicada al dibujo contemporáneo. De hecho, mientras esta permanecía cerrada por las noches, seguían pasando cosas en su exterior. Famosas eran las proyecciones nocturnas de las obras de sus artistas en la fachada del edificio de enfrente. Ahora, en 2012, es un proyecto en Internet.

«Columpio nació en 2007 con la intención de suplir una carencia en Madrid –explica Bañuelos–. Por entonces, no había exposiciones de dibujo en la ciudad, tampoco en los museos. Yo me propuse difundir, enseñar y exponer la disciplina. El mío iba a ser un proyecto, ante todo, educativo, con una dimensión expositiva importante, pero que reflejara una experiencia personal con la técnica». Desde ese momento, se suceden las muestras de artistas que están ya ligados a ese local, como el brasileño Theo Firmo, la alemana Anke Becker o los creadores nacionales Manuel Olías, La Cabeza Caliente y Carmen La Griega. Se potencia el libro de artista («como ejemplar único o a partir de pequeñas publicaciones que se convertían en una pieza más de las expos», apunta). Su pequeño cubo blanco, en absoluto al uso, se convierte en punto de encuentro de «modernos» y despistados, de críticos y estudiantes, de gente que no había pisado en su vida una galería y de coleccionistas especializados: «Era un lugar de intecambio y conversación. Siempre quise contar con un proyecto dinámico, que creciese y se definiese solo».

¿Crisis? ¿Qué crisis?

Y, pese al éxito, pese al interés y la demanda, Columpio cerró sus puertas hace año y medio. Lo primero que viene a la cabeza: ¿La crisis de nuevo? Contenemos la respiración... Por una vez, la respuesta es no. Así lo relata su responsable: «Llegó un momento en el que me di cuenta de que un local, un espacio físico propio, no era lo que necesitaba para que el proyecto creciera. La colaboración ha sido siempre la base del trabajo, y eso se mantiene. La columna vertebral de la iniciativa era plantearse las exposiciones como labores de comisariado en las que comisario y artista hablaran de tú a tú, y ese espíritu continúa. Podría haber continuado con la galería, pero eso significaba dedicar tiempo a lo que me interesaba, y también mucho más a lo que no. Nunca me he preocupado por la parte más comercial, la venta. De hecho, Columpio no puede ser definido hoy como un proyecto empresarial. Es prácticamente insostenible».

«La web puede ser un espacio muy físico»
abc
Participación en «Proyecto 9»

A eso se suma que el panorama ya no es el mismo. Se ha cerrado una etapa: «Madrid ha cambiado y también la forma de exponer el dibujo (podemos incluso apostillar nosotros que ahora tenemos el Museo ABC, dedicado a la disciplina, y con el que Columpio colabora). Hay una feria en París, los Drawing Rooms de Londres. Antes se hablaba más de vídeo-arte o net.art que de dibujo. Ahora están al mismo nivel. Pero hay que seguir luchando para que el interés por el dibujo no sea pasajero y, sobre todo, borrar esa idea de que es una técnica “barata”, porque eso minusvalora los resultados de los artistas que lo emplean como disciplina. No es obra menor».

«No debo limitarme a nada»

El hecho de no depender ahora de una programación, otorga mayor libertad a Bañuelos. Columpio continúa vivo en la web, aunque su responsable la entiende como forma de documentar sus actuales comparecencias públicas y de estar en contacto con su público. Y, sobre todo, se materializa en las colaboraciones que va desarrollando con otros agentes artísticos: «Estos días participamos en Open Studio con un work in progress de Theo Firmo. De hecho, como no tenemos “estudio”, desplegamos nuestra acción en el de Rosario Trillo. En primavera estuvimos en Jugada a 3 Bandas, dentro del programa de residencias de FelipaManuela con las artistas Susana Gaudencio, Carla Rebelo y Ángela Cuadra, y preparamos un proyecto para la edición en Barcelona en el espacio de etHALL. También hemos invadido Off Limits y participado en ferias como Just Mad, Libros Mutantes (La Casa Encendida) yMásQueLibros... No debo limitarme a nada».

«La web puede ser un espacio muy físico»
abc
Publicaciones editadas por Columpio

Porque hay toda una labor no visible a la gente suscrita a su newsletter, tan importante como esa otra más pública: «Asesoro a coleccionistas y he colaborado con universidades, como la Europea de Madrid (con la que he desarrollado talleres sobre gestión y diseño de exposiciones) o instituciones como la Sala de Arte Joven de la CAM (Proyecto 9) o la Fundación Centenera, de la que acabamos de presentar las bases de su premio de arte y con la que preparamos para febrero una expo con sus fondos. También tengo entre manos un proyecto con centros como el Museo ABC sobre conservación de dibujo».

«Antes de cerrar la galería –continúa Bañuelos–, Columpio tenía muchos seguidores en la web. Eso me disturbaba porque para mí siempre fue algo muy físico. Con el tiempo me di cuenta de que estaba equivocada. Yo no tenía recursos para hacer ferias, que es lo que le toca a una galería, para llegar a los lugares desde donde me llegaban visitas en internet. Creo que son pocos los que han notado el cierre». ¿Y cómo se presenta el futuro?: «Me encantaría hacer cosas en el extranjero con artistas españoles». Será el próximo impulso de este columpio, que no ha parado de balancearse.

Columpio

  • Compartir

publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
NATIVIDAD PULIDO Es uno de los artistas más singulares del Renacimiento español. Se dedicó exclusivamente a la pintura religiosa, pero fue tremendamente original
Cortos más vistos FIBABC 2014
«Mi momento»
«Mi momento»

Sigue ABC.es en...

Hoy en TV

Programación Televisión

Buscador de eventos
Búsqueda sencilla
Lo último...
Lo bello
lo útil

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.