Tecnología

Tecnología

Call of Duty reta a matar a Fidel Castro

La primera misión de la nueva entrega del videojuego es asesinar al líder cubano. Aquí desvelamos todos sus retos

Día 10/11/2010 - 17.14h
Con Infinity Ward fuera del mapa, Activision busca una empresa que pueda tomar las riendas de su franquicia más exitosa y la mantenga en la senda de la victoria. El primer participante es Treyarch, quienes ya desarrollaron World at War y ahora vuelven con Call of Duty: Black Ops. Puede sorprender cuánto se parece este juego al último Modern Warfare, pero más allá de las similitudes, han intentado hacer pocos pero interesantes cambios en el modo multijugador que tal vez les interesen a los más veteranos.
NeoTeo
El motor gráfico desarrollado por Infinity Ward todavía se mantiene en forma
Como ya nos tiene acostumbrados la serie, Call of Duty: Black Ops ocurre en una época donde ningún otro juego de la serie transcurrió: Vietnam. Lo primero que vemos es el personaje principal en una sala de interrogación, después de ser atrapado intentando asesinar a Castro. Lo que siguen son un montón de recuerdos, uniendo las piezas que solo tienen sentido varios años después. A diferencia de otros juegos en la serie, aquí por lo general te quedas con el mismo personaje, que incidentalmente estuvo involucrado en varios sucesos de la vida real. La premisa es buena, pero esas situaciones reales no están muy bien integradas en la historia.
A fin de cuentas la historia queda demasiado compleja para su propio bien, porque la narración misma no hace lo necesario para ayudarte a seguir lo que ocurre. Cuando llegas al final has estado en tantas situaciones diferentes que ya no sabes quién exactamente te quiere muerto, pero no es algo de lo que preocuparse, porque seguramente lo aclarará llegando al final. Lo importante es que durante las seis horas que dura la campaña lo pasarás muy bien y, aunque no es tan emocionante y épica como las que Infinity Ward solía hacer, hay suficientes momentos de acción pura. Solo nos molesta que, a diferencia de World at War, Black Ops no tenga una campaña cooperativa.
Durante la campaña cumplirás distintas misiones que básicamente se pueden resumir en matar muchos enemigos. Como es de esperarse, cada arma se siente muy bien al dispararla y la acción es lo suficiente intensa para mantenerte comprometido con lo que ocurre. Y aunque la fórmula demuestra su vigencia, debemos admitir que ya empieza a aburrir un poco. Es decir, ¿cuántos juegos idénticos al Modern Warfare original pueden lanzar antes de que dejen de vender como pan caliente?
Modo multijugador
Pero si hay algo que podemos decir sobre Black Ops y su desarrolladora, es que se esforzaron para crear una sensación de variedad. Por ejemplo, en una misión primero debes planearla desde los cielos y luego caer para ayudar a tu equipo, en otra debes colocarte en la ametralladora de un helicóptero mientras vuela por espacios pequeños y, en otra secuencia, debes colocarte un traje protector de materiales peligrosos, lo que cambia levemente la jugabilidad por unos instantes. Es decir que hay momentos donde la acción cambia su paso y estilo, pero queda en cada jugador si es suficiente variedad para mantenerlo interesado.
Y por supuesto, no sería un Call of Duty sin un robusto modo multijugador, que para nuestra sorpresa, es muy similar en su estructura a lo visto en Modern Warfare 2. Donde sí difiere, es en la manera en que subes de nivel. A diferencia de los juegos previos, no subes mientras desbloqueas habilidades, sino que progresas mucho más rápido y luego puedes elegir individualmente todos los detalles de tu personaje. Y si te gustan los desafíos, puedes elegir distintos contratos que te ofrecen dinero por cumplir diferentes objetivos durante las partidas en línea.
Pero más allá de esa modificación, el resto sigue siendo igual. Puedes jugar todos los populares modos como Capture the Flag, Demolition Deathmatch, Domination y otros en 14 mapas completamente nuevos. Estos presentan espacios muy cerrados, pero están muy bien diseñados y aumentan la velocidad de juego considerablemente. Y como este es un juego de Treyarch, el Modo Zombie regresa para enfrentar hordas de muertos vivos con hasta cuatro jugadores.
Partidas extremas
Aunque gran parte del modo sea idéntico a lo antes visto, no quiere decir que no hayan hecho algunas adiciones, porque sí están y son lo más interesante de todo el modo. Wager Mode es definitivamente el mejor. En este modo, los jugadores hacen apuestas sobre en qué parte de la tabla terminarán, por supuesto solo cuenta si se trata de los primeros puestos. Luego, se enfrentan entre seis jugadores en cuatro tipos de juego diferentes y quienes terminan primeros acumulan dinero partida a partida. Pero lo que lo hace interesante, son los modos. Por ejemplo, en uno los jugadores se enfrentan solo con un cuchillo, un hacha y una ballesta con flechas explosivas, con la diferencia de que si alguien te mata con la ballesta, pierdes todos tus puntos. En otro comienzas con una pistola y si matas a un enemigo, pasas a dos pistolas y así mejorando el tipo de arma. Se trata de partidas extremas, pero a la vez muy divertidas y diferentes.
Ahora bien, hay cosas innegables en Black Ops, como que es un juego de calidad, con el mismo núcleo que le ha servido tan bien a Inifinity Ward y a Treyarch mismo, con World at War. Si buscas un juego como aquellos, entonces estarás más que satisfecho, pero a la vez es cierto que este es el cuarto juego que utiliza las mismas mecánicas, exactamente iguales a las anteriores y podemos decir que de a poco se está volviendo viejo. La pregunta que debe hacerse Activision ahora es, ¿qué hacer cuando la compañía que se encargaba de innovar en este tipo de juegos no existe más? Puedes conseguirlo para Xbox 360 y PlayStation 3 por 66,95 euros; para PC por 56,95 euros; para Nintendo Wii por 57,95 euros y para Nintendo DS por 36,95 euros.
Búsquedas relacionadas
  • Compartir
  • mas
  • Imprimir
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Prueba los nuevos juegos web

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.