Así era el dormitorio de un neandertal
Zona de dormitorio en el yacimiento Abric Romaní de Barcelona / IPHES
Actualizado Martes , 16-02-10 a las 17 : 50
Numerosos científicos, entre los que se encuentran el reconocido antropólogo Eudard Carbonell, avalan la teoría de que los neandertales eran mucho más sofisticados e inteligentes de lo que se creía. Un nuevo estudio viene a aportar un dato más que confirma esta hipótesis. Los neandertales distribuían el espacio de sus viviendas y reservaban el más protegido y caliente como uso exclusivo para domir y descansar: su propio dormitorio. Hasta ahora, este tipo de habitaciones sólo habían podido ser documentadas en lugares utilizados por la especie Homo sapiens.
La investigación ha sido realizada por científicos del Instituto Catalán de Paleoecología Humana y Evolución Social (PHES) y aparece publicada en la revista Current Anthropology. Los expertos sugieren que los grupos neandertales que vivieron en el Abric Romaní (Capellades, Barcelona) hace 55.000 años tenían una habitación reservada al descanso, de manera similar a cómo lo hacen actualmente las sociedades cazadoras recolectoras. El cuarto, de unos diez o quince metros cuadrados, estaba situado en la zona más interna y protegida. En él cabían unos seis u ocho individuos. Ahí no se hacía más que dormir. Queda claro que no se trababaja, ya que no existe presencia de industria lítica -no hay señales de confección de instrumentos ni fósiles de fauna-, ni se cocinaba. Sin embargo, sí se ha detectado la presencia de consumo de «snacks» a partir de las sobras de una anterior comida, como los más glotones se llevan una galleta o una chocolatina a la cama.
Así era el dormitorio de un neandertal
Reconstrucción de un neandertal / ABC
Distinta forma de hacer fuegoEl hallazgo «es un hecho poco contrastado en especies anteriores en el registro mundial y posiblemente el nivel N del Abric Romaní sea uno de los pocos casos bien documentados atribuidos a los neandertales», ha asegurado Josep Vallverdú, investigador del IPHES. Según los científicos, en el área de dormitorio se han identificado cinco estructuras de combustión ubicadas en intervalos de un metro, un patrón parecido al de las poblaciones modernas. La forma de hacer fuego en esta habitación era diferente al resto. En el cuarto las estructuras de combustión se hacen siempre encima de la anterior, generan poco residuos y muchos sedimientos quemados. En otras áreas, las fogatas se yuxtaponen lateralmente y tienen espesores importantes de residuos de combustión.

Enviar a:

¿qué es esto?